Se encuentra usted aquí

Arte

Una Academia que guarda la identidad nacional cubana
Desde inicios del actual año y, sobre todo, en la última semana de septiembre, muchos fueron los eventos desarrollados en La Habana con motivo del aniversario 90 de la Academia Cubana de la Lengua (ACuL)
1 Oct 2016

 

 

Desde inicios del actual año y, sobre todo, en la última semana de septiembre, muchos fueron los eventos desarrollados en La Habana con motivo del aniversario 90 de la Academia Cubana de la Lengua (ACuL).

Poco más de dos décadas habían transcurrido de la firma de la Enmienda Platt, cuando en mayo de 1926 se fundó esta institución, llamada a preservar uno de los principales pilares de nuestra identidad: el idioma.

La fuerte presencia yanqui en la Isla Mayor de las Antillas y, con ella, el profuso empleo de vocablos del inglés, preocuparon a muchos intelectuales de la época, entre quienes se encontraban Fernando Ortiz, Manuel Márquez Sterling y Enrique José Varona, su primer director.

Cada etapa que vivió el país en estos años marcó de alguna manera el desempeño de la ACuL que, concebida con un carácter no gubernamental, dependió en gran medida de las relaciones que pudieran establecer sus miembros con otras entidades como el Ateneo o la Academia de Historia de Cuba.

Un cierto despegue experimentó su labor a partir de 1950 en que, siendo el director una figura tan aglutinadora como José María Chacón y Calvo se crea en México la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Pero fue el triunfo revolucionario de 1959 el que marcó un hito particular en la historia de la Academia, reflejado hasta en las reveladoras actas que recogían los neologismos que iban surgiendo al calor del proceso.

El llamado “quinquenio gris” también extendió en los años 70 su color a la Academia, la que más tarde volvió a renacer bajo la dirección de Dulce María Loynaz, en cuya casa radicó por una larga etapa ante la carencia de una sede propia.

La firma por parte de Cuba del Convenio Multilateral sobre Asociación de Academias de la Lengua Española en 1990, brindó mayor apoyo gubernamental a la entidad a través del Ministerio de Cultura, encargado entonces de facilitar su gestión.

Ha sido muy importante en la actual década la labor de la Oficina del Historiador de la Ciudad como órgano de relación de la ACuL con el Consejo de Estado, y la facilitación por parte del Dr. Eusebio Leal de una sede permanente en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.

Por estos tiempos y desde su función de asesoría, la Academia tiene como propósito ayudar a la formación de los profesores de Español, encargados de entregar a la sociedad un hablante competente en los diferentes contextos.

También, entre otros objetivos, el de contribuir a un mayor conocimiento de nuestra lengua y sus figuras cimeras en el país, mediante ciclos de conferencias; así como a solventar las dudas del ciudadano común a través de la web, en la dirección www.acul.ohc.cu.

Cancelaciones de sellos postales conmemorativos, conferencias, una sesión solemne el 30 de septiembre y homenajes a prestigiosos académicos que nos visitarán, figuraron en el programa por el aniversario 90 de la Academia Cubana de la Lengua, ese firme baluarte de nuestra nacionalidad.

 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.