Se encuentra usted aquí

Historia

Archivo Nacional: Historia y vigencia
Su preservación exige conocimientos, técnicas y suma paciencia para restaurar documentos de incalculable valor, algunos aún inéditos

Por

Foto

10 Abr 2015

 

 

Quien transita frente al vetusto edificio del Archivo Nacional de la República de Cuba, desconoce quizás su valía histórica y actual vigencia. No crea que es una aseveración poco juiciosa, sino todo lo contrario, pues consultar  documentos patrimoniales importantes en el pasado histórico de Cuba, resulta  imprescindible hasta para asumir posiciones críticas en un momento dado.

Así lo asevera la Máster en Ciencias Martha Ferriol Marchena, directora general de una institución que este año arriba a su aniversario 175.

Ubicado en Compostela 906 esquina a San Isidro, en La Habana Vieja, fue creado por la Orden Real 531, emitida por la reina regente María Cristina de Borbón el 28 de enero de 1840, cuando quedó constituido el entonces Archivo General de la Real Hacienda de la Isla de Cuba, radicado inicialmente en un almacén de La Factoría.

Quinta institución de su tipo creada por España en sus colonias de América, hoy funciona con una dirección general y seis subordinadas que se dedican a procesos específicos relacionados con la actividad archivística.

Pero su misión principal, además de dirigir metodológicamente la política de gestión documental en el país, es salvaguardar la memoria histórica de la nación mediante el procesamiento, conservación, uso, acceso y difusión de los fondos que atesora, los que suman hoy veintiocho kilómetros lineales de documentos, referidos al acontecer cubano desde 1578 hasta la primera mitad del  siglo XX.

Sobresalen 251 fondos documentales correspondientes a las administraciones coloniales, republicanas y algunas del período revolucionario, que pertenecieron a relevantes personalidades de la cultura y la política; además de otras que tributaron escribanos, órganos consultivos, sociedades, compañías, museos y universidades.

Destacan aquellos escritos relacionados con las contiendas bélicas para lograr la independencia de la metrópoli, así como el archivo del general Carlos Roloff y otro vinculado al Gobierno de la Guerra de 1895, más la correspondencia intercambiada por los principales jefes del Ejército Libertador, detalla Ferriol.

También existen colecciones temáticas sobre el corso, la piratería, levantamientos de esclavos y resoluciones gubernamentales, a lo que se suma la documentación sobre el Partido Revolucionario Cubano, fundado por José Martí en 1892.

Mención aparte merece el documento firmado por los mambises en el que solicitan el reconocimiento de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba, y los expedientes relacionados con la primera intervención norteamericana.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.