Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

Aumenta tu inteligencia, no la desperdicies
Para estar saludable no solo es necesario ejercitar nuestro cuerpo, sino también nuestro cerebro. Dedicar unos minutos a hacer ejercicios mentales puede ayudarte a fortalecer el razonamiento y a tener mejor memoria e incluso una mente más tranquila

Por

4 Feb 2017

 

 

Para estar saludable no solo es necesario ejercitar nuestro cuerpo, sino también nuestro cerebro. Dedicar unos minutos a hacer ejercicios mentales puede ayudarte a fortalecer el razonamiento y a tener mejor memoria e incluso una mente más tranquila.

Resulta válido entonces enumerar estos diez hábitos con los cuales podrás ejercitar la mente.

1. Observa, observa bien, ya que ver no es lo mismo que observar. Observar implica analizar en detalle, y al hacerlo te darás cuenta de todas las cosas que pasaste por alto durante mucho tiempo.Por eso abarca lo que te rodea y no dejes de imaginar.

2. Aprende. Si abres la mente y nunca dejas de aprender, el cerebro se interesará en saber más y jamás detendrá ese proceso. Aprende de personas que tienen un conocimiento más amplio en ciertas áreas; así no solo recibirás de su parte, sino que apoyarás su aprendizaje en una especie de retroalimentación.

3. Escucha. Al escuchar lo que te rodea, también aprehendes una parte del mundo. Si vas por la calle, presta atención a lo que dicen aquellas personas con las que quizás jamás hablarías, con el fin de aprender cómo piensan. También puedes poner en práctica este hábito escuchando nueva música.

4. Experimenta. Si no sales de tu zona de confort ni empiezas a experimentar cosas nuevas, puede que pierdas alguna parte del mundo que le puede aportar algo a tu vida o a tu mente. Busca cursos sobre alguna materia que no conozcas pero que te llame la atención.

5. Expande. Nunca te quedes con tu primer conocimiento adquirido. Cuestiona las cosas, y poco a poco tu saber irá creciendo y el cerebro se acostumbrará a no conformarse con una sola información.

6. Conversa. Aprende de la gente a tu alrededor. Compartir la información que has almacenado a lo largo de años con una persona que ha hecho lo mismo, hará que ambos expresen sus ideas y desarrollen pensamientos nuevos a partir de la mezcla de conocimientos.

7. Ejercita. Cuerpo y mente constituyen una unidad: si uno no está en su estado óptimo, la otra podría pagar las consecuencias. Toma 20 minutos al día para realizar distintos ejercicios con el fin de que tu mente se oxigene.

8. Medita. Si comienzas a observar tu mente y cómo se comporta al momento de meditar, podrás llegar a conocerte mejor. Ese descanso para tu cerebro puede resultar revelador, podrás sentir cómo se relaja tu intelecto.

9. Analiza posibilidades. Un hecho implica cientos de posibilidades. No te detengas en lo primero o lo lógico, juega con tu cerebro, ponlo a trabajar. Aunque los resultados que pensaste o previste no se cumplan, tienes ya “almacenada” una idea previa de lo que te puedes encontrar un día.

10. Juega con tu mente. No perjudica llevar tu mente a lugares poco probables. Al crear un universo en ti mismo donde todo es posible, tu cerebro se ejercita, e incluso tu sentido del humor podría tener un cambio favorable.

Parte del secreto de la efectividad de estos métodos es aplicarlo todos los días: escucha, observa y aprovecha el mundo en que vives.

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.