Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

Entre beneficios y maleficios
La sal es uno de los elementos más abundantes en la naturaleza. Empleada mayoritariamente como condimento, conservante o por sus propiedades medicinales, se le han atribuido, además, significaciones religiosas y hasta poderes mágicos

Por

Por: 
16 Ene 2017

 

 

Desde hace décadas, científicos de todo el planeta han estado trabajando en la búsqueda de nuevas fuentes de energía para diversos fines.

Mientras algunas pesquisas, por ejemplo, ofrecen resultados tan descabellados como la utilización de los cada vez más escasos alimentos  para generar energía automotriz, otras centran su atención en los beneficios que aportan fuentes naturales como el agua, el  viento y la luz solar, entre otros.

Los estudios continúan, y en los últimos años sorprenden algunos resultados. Quizá uno de los más  alentadores sea el aporte que algunas características de la sal pueden ofrecer en esta área.

Si recordamos los primeros experimentos en las clases de Química, nos viene a la mente la obtención de luz eléctrica a partir de la sal en disolución. Pues  básicamente este es el principio rector de los pasos de los investigadores que proponen el importante mineral como generador de una de las posibles energías líderes a nivel mundial.

Podríamos estar en presencia  de un combustible funcional, barato  y biodegradable. Por demás, el citado elemento es abundante y se autorrecicla de manera natural. Si se trabaja con este fin, podríamos tener una fuente que, por el momento, parece inagotable y no resulta dañina para nuestro planeta.

Todo ello con el saldo adicional de que, junto a las ya conocidas fuentes renovables de energía, podría poner fin a nuestra adicción y dependencia del petróleo y sus derivados.  La sal, entonces, volvería a encabezar los planos de titularidad e importancia que tuvo en pasadas épocas.

Tras el camino de la salina
La creencia de que determinadas sustancias pueden librarnos de acechanzas de malos espíritus o atraer sobre nosotros toda clase de dichas (y también desventuras), existió ya desde épocas muy remotas.

En este sentido, quizá, haya sido la sal el elemento que más adeptos y  detractores ha tenido si de mitos y creencias hablamos. Así que no es de extrañar que haya formado parte de las memorias de casi todas las culturas, desde la  Prehistoria hasta nuestros días, e incluso haya sido objeto de estudios, tratados, libros.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.