Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

En busca del carpintero real
Hace centenares de años el carpintero real habitó en los bosques de México, Estados Unidos y Sudamérica, de donde se supone que emigró a Cuba.Sin embargo, según la historia, la primera captura de un ejemplar de la especie la realizó un naturalista alemán a mediados del siglo XIX en la Ciénaga de Zapata

Por

25 Jul 2014

 

 

Hace centenares de años el carpintero real habitó en los bosques de México, Estados Unidos y Sudamérica, de donde se supone que emigró a Cuba.

Sin embargo, según la historia, la primera captura de un ejemplar de la especie la realizó un naturalista alemán a mediados del siglo XIX en la Ciénaga de Zapata, inmenso humedal situado en el sur de la isla. Por entonces, ya eran escasos los carpinteros reales.

Desde inicios del siglo XX, la exótica ave desapareció del oeste de la isla y solo se localizaba en las regiones boscosas del este, en parajes cada vez más intrincados. De acuerdo con estudios de reconocidos ornitólogos, se considera actualmente extinguido el carpintero real.

Los humedales del sur de la provincia de Matanzas son reservorio natural para especies endémicas que han desaparecido en otros puntos del archipiélago cubano. En ese sitio anida el mayor número de pájaros carpinteros —cinco de las siete especies existentes en la isla—, entre los que se encuentran las variedades churroso y verde, consideradas en peligro de extinción, y el jabao, muy parecido al real por su colorido y tamaño.

De esa gran familia, el más vistoso de todos es el real, por su plumaje jaspeado en blanco y negro, pico color marfil, penacho negro en las hembras y rojo en los machos, y un tamaño promedio de 50 centímetros de largo, superado únicamente por el de la India.

La supervivencia de estas hermosas aves de trino está calculada en 30 años. Equipos de científicos llegaron a considerar en un momento que solo quedaban tres o cuatro parejas de carpinteros reales en Cuba.

Expediciones realizadas en años recientes a las zonas boscosas de la región oriental, donde existen altos pinares y una vegetación apropiada ara servir de hábitat a la especie, solo encontraron algunos comederos y otros indicios que databan de mucho tiempo atrás. Otros testimonios hablan de haber oído su canto, pero sin haberlo visto.

Todo parece indicar que la desaparición del rey de los carpinteros es una realidad.
Sus principales enemigos no han sido solo el gavilán colilargo y el cao, con los que disputa el alimento, sino también el hombre, con la tala indiscriminada.
 

 

(Tomado de www.radioreloj.cu)

 

 

 

Artículo relacionado
Carpintero Real ¿Ave Fénix?
 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.