Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Cada oveja con... quien la quiera (Cont.)
21 Oct 2016

 

 

“Si se me declara un muchacho vestido con ropa que no se usa, o no es popular entre los demás varones de mi escuela y no tiene dinero para invitarme  a algún buen sitio, la respuesta es un no asegurado”, afirmó

Otras, como Laura Suárez Díaz, son más radicales en su posición. Ella piensa que al madurar y reflexionar sobre los golpes proporcionados por la vida, en ocasiones se pierde la fe en todo y que hoy día solo se puede contar con la situación económica y social.

Para otros, nada de esto influye, sino otros requerimientos. Ariel Guzmán Picasso, alumno de politécnico, de 18 años, expresó: “Si estoy con una fea, mis amigos se van a burlar, y eso no es agradable para nadie”.

Varias caras de la misma moneda se manifiestan y otras faltan por descubrir en esta investigación, en la cual los criterios son diversos y llueven sin parar.

Romanticismos en tiempos de tecnicismos
Existen actitudes que no se han extinguido del panorama juvenil actual. Quedan todavía quienes se enamoran en el atardecer, los que lloran con la emotiva película o elogian la letra bella de alguna canción, y los que se aman, a pesar de todo.

Unises Duménigo Machado, estudiante de preuniversitario (17 años), es uno de ellos y señaló: “Para mí lo principal radica en que compartamos los mismos intereses y gustos, es decir, que caminemos juntos en similar dirección”.

Según Carolina Díaz Calás, joven universitaria de 19 años que vive en el municipio capitalino de Plaza de la Revolución, los detalles en la conquista de la persona conservan un puesto indiscutible. Para ella regalar una flor, dedicar poemas o cantar serenatas, son algunas de las pequeñas cosas que cuestan poco y producen mucho.

Sin embargo, otros opinan que no es nada acertado ir de un extremo a otro, sino hallar puntos medios. Tal es el caso de Rafael Curbelo Gutiérrez, estudiante de 19 años de la facultad de Cibernética de la Universidad de La Habana, quien apuntó: “En primera instancia lo sensorial determina el sentirse atraído hacia alguien; pero luego, al tomar esa decisión tan importante hay que poner en la balanza otros elementos. Yo diría: existe gran porcentaje en lo físico y otro, relacionado con la manera de ver y actuar ante la vida”.

Otros como Elba Varela García, de 20 años, piensan que el gancho se encuentra en la personalidad y la gracia de ese individuo. “Ser simpático ayuda mucho, si alguien te hace sentir bien te divierte, entre tantas dificultades, entonces esa persona vale la pena tenerla a nuestro lado”.

Hasta la belleza cansa
Varios investigadores del capitalino Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Juan Marinello brindaron su visión.

La socióloga Suchely González Oliva realizó la separación en su análisis al referirse a los adolescentes como individuos de 13 a 20 años y a los jóvenes de 21 a 30. Además, destacó puntos clave para entender tal comportamiento en los de menos experiencia.

 

Sigue...

 

 

Volver

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.