Se encuentra usted aquí

Arte

Las campanas doblan por Hemingway
Aunque la partida de nacimiento de Ernest Miller Hemingway señala que nació en la zona de Oak Park, un poblado cercano a Chicago, Estados Unidos, en 1899, se puede decir sin lugar a dudas que este prolífico escritor estaba orgulloso de su vinculación con Cuba, por la que sentía un amor especial. Así lo expresó cuando arribó por última vez a la Isla, el 4 de noviembre de 1959

Foto

Foto: 
27 Jul 2014

 

 

Aunque la partida de nacimiento de Ernest Miller Hemingway señala que nació en la zona de Oak Park, un poblado cercano a Chicago, Estados Unidos, en 1899, se puede decir sin lugar a dudas que este prolífico escritor estaba orgulloso de su vinculación con Cuba, por la que sentía un amor especial. Así lo expresó cuando arribó por última vez a la Isla, el 4 de noviembre de 1959.

En esa fecha, cuenta Leonardo Depestre en su libro “Cien Famosos en La Habana”, que en el aeropuerto internacional José Martí fue recibido por un amplio grupo de amigos y vecinos del pueblito de San Francisco de Paula, quienes le obsequiaron una bandera cubana. Luego añade el autor que en esa ocasión Hemingway declaró a un reportero: ”Me siento muy feliz de estar nuevamente aquí, porque me considero un cubano más. No he creído ninguna de las informaciones que se publican contra Cuba en el exterior. Simpatizo con el gobierno cubano y con todas nuestras dificultades (el periodista acota el énfasis puesto en la palabra nuestras)”.

En 1940, el autor de “Por quién doblan las campanas” alquiló la finca La Vigía, en San Francisco de Paula, que luego compró, y años más tarde se fue a vivir definitivamente en ese sitio con su tercera esposa, Mary Welsh. Ahí escribió la novela “El viejo y el mar”, que se dio a conocer con gran acogida del público y la crítica en 1952.

Al año siguiente recibió el Premio Pulitzer de Literatura, el Premio Anual de los Libreros Italianos y en 1954 mereció el Nóbel de Literatura por el conjunto de su obra. En esos días declaró a la prensa: “Este es un Premio Nóbel que le pertenece a Cuba, donde tengo mis libros y mi casa. Mi obra fue creada y pensada en Cuba, con mi gente de Cojímar”.

Vale destacar que como una significativa prueba de amor y estima al pueblo de Cuba, el escritor entregó la medalla correspondiente al galardón para que se conservara en la mayor de las Antillas. Por entonces también fue condecorado en la Isla con las órdenes Carlos Manuel de Céspedes y San Cristóbal de La Habana.

Entre sus obras más conocidas están sus cuentos cortos “La capital del mundo”, “El anciano del puente” y “El luchador”, por solo citar algunos. También las novelas “París era una fiesta” y la ya mencionada “Por quién doblan las campanas”.

Después de una azarosa vida de viajes, guerras, cacerías por países de África y corridas de la aguja en aguas caribeñas, Ernest Hemingway salió por última vez de Cuba en julio de 1960, con destino a España y de ahí a Estados Unidos, para someterse a un tratamiento médico.

Conocedor de que era aquejado por una enfermedad en estado terminal, Ernest Miller Hemingway determinó acabar con su vida en Ketchum, Idaho, el 2 de julio de 1961.Un mes después, su viuda viajó a Cuba para donar al patrimonio de la isla la finca La Vigía con su mobiliario. Actualmente, en ese lugar radica el Museo Hemingway.

 

 

 

Artículos relacionados
Hemingway en La Habana
Restauran colección cubana de Ernest Hemingway

 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.