Se encuentra usted aquí

Arte

Contrato con buen arte
Una “nueva” sonoridad intenta hacerse lugar en el gusto del público cubano. Si bien WenaOnda (WO) es reconocido por varios de sus hits en las listas de éxitos cubanos, desde hace algunos meses la nueva imagen y musicalidad que propone hace pensar en una especie de reinicio.

Por

Por: 

Foto

2 Sep 2014

 

Una “nueva” sonoridad intenta hacerse lugar en el gusto del público cubano. Si bien WenaOnda (WO) es reconocido por varios de sus hits en las listas de éxitos cubanos, desde hace algunos meses la nueva imagen y musicalidad que propone hace pensar en una especie de reinicio. 

Para quienes lo disfrutaron en sus comienzos (2002), la actual proyección puede parecerles una ruptura con la identidad inicial. Sin embargo, el grupo mantiene el estilo pop-rock y las fusiones con los sonidos cubanos que siempre la distinguieron, agregando al repertorio nuevas trazas sonoras. 

Esta vez un formato instrumental más amplio y diverso le confiere mayores opciones interpretativas. Así, lo que se originó como una banda de seis integrantes, ahora cuenta con la particularidad de desdoblarse en un trío, cuarteto, quinteto o simplemente, mostrarse en toda la potencialidad que de sus once músicos.

Ello, junto a la incorporación de instrumentos ausentes de anteriores etapas (como los metales) les permite, además de diversidad rítmica, adecuarse a diferentes espacios y responder al gusto de públicos distintos.

Combinando variadas tendencias, así como lo autóctono y foráneo, desde finales de 2013 WO regala un versátil espectáculo que puede erigirse en propuesta interesante para los amantes de combinaciones creativas.

La otra cara de la moneda
Hacia el año 1997 una agrupación juvenil debutaba con éxito en la Universidad de La Habana. Moneda Dura se hacía llamar aquella  conjunción que, sin grandes destaques en lo vocalístico, irrumpía en el gusto de jóvenes cubanos, desafiando el predominio salsero en nuestro contexto musical y colocando al pop-rock de factura nacional en el tope preferencial.

¿La fórmula?  Interesantes combinaciones del pop-rock alternativo, algo de reggae y el importante aderezo de música tradicional cubana, dígase son, vieja y nueva trovas y hasta algo de salsa. Todo mezclado para bien.

Pronto el recinto universitario quedó pequeño para la fresca sonoridad que caracterizaba a aquellos jóvenes. Conciertos, videos, participación en eventos internacionales formaron el curriculum de esta banda, que posteriormente se fracturó dando origen a WenaOnda.

Nuevos aires
Muchos de los que llegaron en diciembre de 2013 al capitalino Teatro América y escucharon el anuncio de ¡WenaOnda!, quedaron asombrados al constatar que una ”nueva onda” se apropiaba del escenario. 

De aquellos seis jóvenes con una vitalidad que se transpiraba en cada gesto, nota o vocalización, solo quedaba un rostro conocido: el del actual pianista y director Yorguys Izquierdo.

Un cuestionamiento, entonces, se imponía. ¿Qué pasó? ¿Por qué reestructurar una agrupación que con su tradicional formato y desempeño gozaba de preferencia dentro y fuera de la Isla?
 

 

 

                                                  Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.