Se encuentra usted aquí

Historia

Crisis de los Misiles en 1962
El incidente más peligroso por el que han atravesado Cuba y Estados Unidos en su confrontación histórica ha sido la Crisis de Octubre, iniciada el 22 de ese mes de 1962. La paz mundial también estuvo amenazada durante ese período de la Guerra Fría.
22 Oct 2014

 

 

(Publicado en 2010)

 

Durante el período de la Guerra, Fría la Crisis de Octubre —llamada en el lenguaje norteamericano Crisis de los Mísiles— tuvo un dramático significado en la historia de agresiones de Estados Unidos a Cuba y fue el incidente más peligroso para el mundo en esa etapa. Ya las tropas mercenarias habían sufrido una contundente derrota en Playa Girón, conocida también como la Invasión de Bahía de Cochinos.

Aunque no se produjo un enfrentamiento bélico, ni con armas convencionales ni nucleares, fue grave el conflicto en el cual los agresores, al no haber podido cobrarse el fracaso de Girón, acusaronn a la Isla de poner al mundo al borde del holocausto nuclear, cuando esa responsabilidad era de las administraciones estadounidenses que estaban y continúan obsesionadas por aplastar a la Revolución Cubana.

Obviando la divulgación tergiversadora, cuando los servicios de Inteligencia de Estados Unidos confirmaron la presencia de misiles soviéticos en la Isla caribeña, acercaron a la Humanidad al enfrentamiento nuclear. Por aquellos días, Estados Unidos, la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) y Cuba sostenían permanentes reuniones, intercambiaban comunicados, advertencias y había enfrentamientos en los foros diplomáticos. Se mantuvo al mundo en vilo durante dos semanas.

Tensiones en aumento
El 14 de octubre de 1962, el Comando Estratégico Aéreo (SAC) de Estados Unidos, autorizado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), envía un avión espía tipo U-2 de la Fuerza Aérea a sobrevolar el Occidente cubano, confirmando la presencia de misiles nucleares soviéticos en un campo del municipio pinareño de San Cristóbal, medida necesaria ante una eventual agresión militar directa de Estados Unidos a Cuba.

En los días siguientes Washington ordena al Grupo Especial Aumentado, unidad encargada de operativos para derrocar al Comandante en Jefe Fidel Castro, incrementar las actividades encubiertas contra la Isla. El presidente John F. Kennedy conforma el Comité Ejecutivo del Consejo de Seguridad, que debate las opciones de un ataque aéreo único, a varias instalaciones, ataques apoyando una invasión,o un bloqueo naval a Cuba.

En tanto, el premier soviético Nikita Khrushchev reitera que la actividad de su país en la Isla caribeña es solo defensiva y critica las bases estadounidenses en Turquía e Italia, el embajador de EE.UU. ante la ONU propone negociaciones con Fidel y Khrushchev. El 18, sin la presencia de Cuba, el canciller soviético y el mandatario estadounidense discuten la asistencia del país europeo a la pequeña nación que es molestada constantemente por Washington.

Desde el amanecer del 19 de octubre, en el Departamento de Estado de la Casa Blanca se estudia la posibilidad de imponer un bloqueo a Cuba y se preparan un texto para anunciarlo. Estados Unidos eleva los niveles de alerta y el intercambio de información con sus aliados de la Organización del Atlántico Norte (OTAN).

Durante las jornadas que siguieron el Comando Aéreo Táctico advierte que a pesar de cientos de misiones, un ataque aéreo dejaría el 10% de los misiles sin destruir. Kennedy ordena preparar un ataque militar para la mañana del 22 de octubre de 1962, día en que se considera que comenzó la crisis. Las embarcaciones que se acercaran a la línea de cuarentena podían ser hundidas.

El presidente de los Estados Unidos anuncia por la televisión el bloqueo naval; advierte que el lanzamiento de misiles desde Cuba hacia cualquier país del Hemisferio Occidental sería considerado como un ataque de la Unión Soviética contra su país y demandaría una represalia absoluta. El mandatario soviético ordena a sus embarcaciones proseguir su viaje a la Isla. Todos los bombarderos estadounidenses B-52 equipados con armas nucleares reciben la orden de realizar vuelos permanentes.

Nikita expone oficialmente que las medidas estadounidenses constituyen una seria amenaza a la paz. Kennedy exhorta hipócritamente a la prudencia. Fidel declara la alarma máxima y afirma que Cuba no se desarmará mientras Estados Unidos continúe con su política de agresión y hostilidad. Washington inicia vuelos bajos sobre Cuba, y Moscú pone en alerta el Pacto de Varsovia (tratado de amistad, colaboración y asistencia mutua entre los países socialistas).

El premier soviético advierte que hundirá las naves de Estados Unidos que intercepten la flota de su país, y aunque insiste en que el bloqueo es un acto de agresión, propone una cumbre con Kennedy, irrespetando a Cuba al excluirla, pues es la nación bloqueada. Por primera vez EE.UU. adopta la condición defensiva DEFCON 2, el máximo nivel de alerta antes de la guerra total.

Descenso y culminación de la crisis
El 25 de octubre de 1962 los embajadores de Estados Unidos y la URSS ante la ONU protagonizan el mayor enfrentamiento, antes de manejar la idea de una retirada de los misiles en Turquía y Cuba. El gobierno turco no acepta y Kennedy autoriza que aviones del Comanda Aliado Supremo de Europa carguen armas nucleares.

Llega el 26, y el presidente norteamericano analiza la posibilidad de una invasión, por lo que ordena planes para establecer un nuevo gobierno en Cuba. La URSS propone retirar los misiles si Estados Unidos se compromete a no invadir y Khrushchev envía una “larga y emocional” carta a Kennedy, quien garantiza a La Habana, mediante la embajada de Brasil en la Isla, que no invadirá.

Nuestro Comandante en Jefe, conociendo al enemigo y sus artimañas, y haciendo gala, una vez más, de su previsión del futuro, ordena a las antiaéreas disparar contra cualquier avión yanqui que sobrevuele la Isla. El día 27 se discute la negociación del intercambio de misiles turcos por cubanos.

Cuba derriba un avión U-2 y su piloto muere, pero Kennedy ordena no tomar represalias y garantiza oficialmente a la URSS no invadir a Cuba si desmantela inmediatamente las instalaciones, sin considerar los misiles de Turquía, que serían valorados después. En espera de la respuesta, el tío Sam no abandona la opción de atacar.

El 28 de octubre, Nikita utiliza la radio para anunciar el desmantelamiento de las instalaciones de misiles en Cuba. Kennedy interrumpe los vuelos de reconocimiento sobre la Isla y permite la circulación de los buques soviéticos. Pero Fidel muestra su inconformidad, declara insuficientes las garantías de no agresión y pide, entre otras acciones justas y de dignidad, el levantamiento del embargo económico a Cuba.

La historia y la actitud de Estados Unidos se han encargado de darle la razón al invicto Comandante; mientras que el imperialismo comprendió en aquellos días que nuestro pueblo, decidido a no doblegarse por muy pequeño que sea, puede conducirlo a una catástrofe, si osa agredirnos.

 

Artículo relacionado
Crisis... ¿de Octubre?¿de los Misiles?¿del Caribe?

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.