Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

Dar la talla
El árbol genealógico de la Humanidad devela enigmas referentes a la estatura, con cambios cuyas generaciones resultan más altas que las anteriores, pero luego ese proceso se detiene o revierte

Por

Foto

Foto: 
28 Feb 2016

 

 

Entre los aspectos regentes de los cánones actuales de belleza sobresale la estatura, símbolo de porte y elegancia, y un factor que en el proceso evolutivo humano pudo definir la sobrevivencia de la especie.

Hace dos millones de años, en la Tierra surgieron los australopitecos, considerados  entre los primeros antecesores directos del hombre actual, y    desde entonces la naturaleza ha ido seleccionando seres por su poder  de razonamiento e inteligencia,  aunque en algunas etapas resultaron determinantes la estatura y la fuerza física.  

El proceso de desarrollo continuó, y 500 mil o 600 mil años atrás en nuestro planeta apareció el gigantesco pitecántropo, capaz de superar los dos metros, condición poco perecedera ya que en breve tiempo, solo diez mil décadas después, fue reemplazado por el sinántropo u hombre de Pekín, de 156 centímetros de talla para los varones y 144 para las damas, pero dotados de cerebros mucho mayores que sus antepasados. Este resultó un ejemplo claro en el cual el éxito favoreció a los bajitos y sesudos.

Con la pequeña estatura promedio de 154 centímetros, el hombre de Neandertal pasó a reinar el próximo ciclo evolutivo, hace 150 mil años.  Y en breve (100 mil años), este diminuto ser cedió el puesto al hombre de Cromagnon, más  evolucionado e inteligente, y prácticamente nuestro predecesor inmediato.

El cromagnon típico alcanzaba la estatura de un atleta medio: 187 centímetros, rasgo indicativo de que la naturaleza había decidido dotar al individuo moderno no solo de pensamiento, sino también de buen porte.

Los científicos ignoran las verdaderas causas de semejantes cambios y tampoco descifran el futuro, ya que nuestro desarrollo biológico  aún no ha finalizado.

Longevidad contra  estatura
La evolución muestra que cada cambio de estatura trae aparejados diferentes promedios en la esperanza de vida. En la actualidad, a la vejez llegan personas de diferentes tallas; no obstante, las investigaciones indican que la medida de los longevos suele ser inferior o igual a la media; y que por lo general las personas altas mantienen bajos porcentajes de subsistencia.

Entonces: ¿Qué relación puede existir entre la duración de la vida y la esbeltez?

 

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.