Se encuentra usted aquí

Cuba joven

El derecho de divertirse
Dime cómo te diviertes y te diré quién eres. La principal norma de la diversión es el respeto hacia lo que nos rodea, ya sea la naturaleza o nuestros semejantes

Por

Por: 

Foto

19 Ago 2016

Otros trabajos del autor

 

 

Divertirse es una necesidad del ser humano.  La diversión puede hallar diferentes modalidades que se ajusten a la personalidad de cada cual; hay quienes disfrutan montando bicicleta, otros leyendo, otros bailando… En fin, que hay diversas maneras  de despejar, pasarla bien,” tirar el cable a tierra”.

“Si todo el año fuera de alegre vacación, divertirse sería el más enojoso de los trabajos”, escribió William Shakespeare, aunque hay algunos que aspiran al propósito de andar de fiesta el año entero y, en demasiadas ocasiones, no solo a expensas de otros, sino también a costa de la tranquilidad de muchos.

G. K. Chesterton definió que “Divertido no es lo contrario de serio. Divertido es lo contrario de aburrido, y de nada más”. Ser alguien “respetuoso” no implica la falta de divertimentos; pues como decía Demócrito, “una vida sin fiestas es como un largo  camino sin posadas”.

Toda persona necesita reposar de sus ocupaciones diarias. Al fin y al cabo, no somos máquinas dispuestas únicamente para trabajar. Los momentos gratos nos ayudan a afrontar las responsabilidades del mañana, son un alivio, un aliciente para disfrutar la vida que, ya en sí, es una mera fiesta implícita en el milagro de estar vivos.

Un refrán popular asegura que “los necios hacen la fiesta y solo los listos la disfrutan”. Muchos confunden diversión con escándalo, conversación con gritería, canto con chabacanería. Hay quien se sienta a beber en una esquina y se olvida de que los demás no tienen por qué celebrar como él.

Dime cómo te diviertes y te diré quién eres. La principal norma de la diversión es el respeto hacia lo que nos rodea, ya sea la naturaleza o nuestros semejantes.

Divertirse es necesario, pero siempre teniendo en cuenta que nuestra “fiesta” no perjudique a otros. Esa es la única forma real de pasarla bien y no terminar como aquella popular fiesta de El Guatao, donde se trastrocó el baile por trompones y el vino por sangre.

Recuerda que el respeto es la esencia de la excelencia. Empieza contigo. Diviértete y deja que los que te rodean lo hagan también… y a su manera, claro.

 

 

Artículo relacionado
Yo no quiero ir a tu fiesta

 

Comentarios

Imagen de miriam
Lun, 22/08/2016 - 09:58

Saludos a este equipo de jóvenes que están siempre en el nivel más alto de diversiones. Es así como ustedes plantean, pero cada cual tiene otras formas de diversiones, como ir a un cine, ver deporte, ver la televisión; la cosa es pasarla bien junto a los  jóvenes o parejas que nos rodean. Gracias.

Imagen de administrador
Lun, 05/08/2019 - 15:57

Gracias, Felipe, por tus palabras. Para ustedes trabajamos.

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.