Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Despiértate, deseo (Final)
16 Ene 2017

 

 

Una pesquisa desarrollada recientemente por la Universidad de Aberdeen, en el Reino Unido, también demuestra que quien mira directamente a los ojos y sonríe resulta  80% más atractivo que quien solo intercambia una mirada.

Según esa investigación, los procesos químicos que respaldan la atracción entre dos seres se potencian en gran medida a partir del humor.

Pero la risa no solo sirve de luz verde para que se produzca el acercamiento: también puede llegar a estimular, mucho más, los deseos sexuales.

Risa = sexo
Si ahora mismo te preguntase cuáles son los principales motivos por los cuales reirías, probablemente, “provocar el deseo sexual”  no estaría entre las primeras.

Sucede que el conocimiento sobre tal acción se circunscribe  a sus buenos efectos para el corazón, la disminución de la presión arterial o en la prevención de algunas dolencias. Se obvia (aunque no ex profeso, sino por desconocimiento), que la risa puede desencadenar un deseo sexual irrefrenable.

 Mucho se ha hablado de cuáles son los elementos que potencian el deseo sexual. Se reconoce a la ropa interior, el perfume, la música, entre algunas mañas, como garantes del éxito.

No obstante, el sugerente ranking está liderado por determinados nutrientes o bebidas que disfrutan de la preferencia de los amantes más exigentes: los afrodisíacos.

La búsqueda para fortalecer la virilidad  masculina, prolongar el tiempo del coito, evitar la indiferencia de la pareja a través de las virtudes estimulantes de los alimentos es tan antigua como las civilizaciones mismas

Históricamente,  la Humanidad ha probado diferentes posibilidades y han sido estos últimos los más cercanos y perennes aliados. Por ello resulta común escuchar expresiones como comer, morder, etc., para denotar actividades sexuales.

Los afrodisíacos se vinculan principalmente a productos marinos, quizá por asociación con la diosa griega Afrodita, símbolo de lo sensual, erótico y placentero. Así, el salmón, el arenque, los moluscos, crustáceos del mar, las ostras, camarones, ostiones, almejas, mejillones, entre muchísimos otros, engrosan la demandada y recientemente dudosa lista.

Al respecto, científicos de la Universidad  de Guelph, en Canadá, tras efectuar la revisión de cuanto estudio se había realizado sobre el tema, aseguraron que: “solo el ginseng, el azafrán y la yohimbina son afrodisíacos verdaderos”.

Atenido a tales afirmaciones y a estudios llevados a cabo por especialistas en risoterapia, hoy un número significativo de personas  apuesta por el sentido del humor como el  afrodisíaco más potente.

Según sugieren los investigadores y crecientes beneficiarios, incluir chistes, bromas “picantes” y risas seductoras dentro de los juegos sexuales provoca el aumento de la líbido sexual.

Por supuesto que la comicidad no solo debe ser privativa de estos momentos. Asumir la relación con el espíritu abierto y optimista del humor, disfrutando de los buenos momentos y soltando unas risas ante los inevitables escollos, fortalece la intimidad y la confianza.

 

¡Cuidado! Risa = Sexo

Volver

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.