Se encuentra usted aquí

Arte

Eliseo, un hombre que escribía poemas (Final)
1 Nov 2014

 

 

El profesionalismo poético de Eliseo lo llevó en un largo andar por tierras de la Unión Soviética, Hungría, Bulgaria, Inglaterra, España, Nicaragua, Perú, Venezuela y Colombia, donde recibió el título de Doctor Honoris Causa, en la Universidad del Valle, en Cali. También reclamaba sus conocimientos la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para que ofreciera sus conocimientos en cursos de Literatura General y en ese país participó en el Sexto Encuentro de Poetas del Mundo Latino.

Canadá lo acogió con gran respeto y junto a la orilla de las cataratas del Niágara, develó una tarja dedicada a ese otro grande de las letras cubanas, José María Heredia, llamado con justeza El Cantor del Niágara.

La amplia labor creadora de Eliseo Diego se extendió a la docencia y el apoyo a las nuevas generaciones y por eso se empeñó, con su vasta experiencia, en la organización y posterior dirección del Departamento de Literatura y Narraciones Infantiles de la Biblioteca Nacional José Martí, además de realizar traducciones y versiones, de diversas obras de importantes figuras como Rudyard Kipling, Andrew Marvell, Joseph B. White, Robert Browning, Gilbert Keith Chesterton y William Butler Yeats.

Estos y otros autores luego formaron parte del libro conocido como “Conversación con los difuntos”, preparado por la Editorial Arte y Literatura, que hoy está considerado como un verdadero panorama de la literatura escrita en lengua inglesa.

La amplia obra literaria de Eliseo Diego incluye de forma magistral la prosa y el verso, que tocados por la fineza de su estilo fueron dados a conocer en alemán, húngaro, inglés, ruso, italiano y francés. En 1979 mereció el Premio Máximo Gorki, que le entregaron en Moscú como reconocimiento por sus versiones al español de las páginas poéticas de los grandes escritores rusos. En 1981,de nuevo fue galardonado, esta vez con la Orden que lleva el nombre del presbítero cubano Félix Varela.

El Premio Nacional de Literatura por el conjunto de su obra, fue recibido en 1986 con gran beneplácito por el autor de “Muestrario del Mundo o Libro de las Maravillas de Boloña”, y en el mismo período, el Fondo de Cultura Económica publicó por primera vez en México una antología, en la que se recogió su poesía. Dos años después, en Cuba le fue otorgado el Premio de la Crítica, reconocimiento que se repitió en 1989 por el título “Libro de quizá y de quien sabe”, que contiene ensayos breves y prosas poéticas, editados por la Editorial Letras Cubanas.

La literatura fue su gran vocación y por ella mantuvo intacta y viva la esperanza de crear, hasta el primer día de marzo de 1994, el último de su existencia terrenal. Precisamente en esa fecha realizaba,la que fue su última visita a México, a donde acudió para recibir el importante Premio Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, reconocimiento conferido por instituciones económicas y culturales mexicanas. La entrega se produjo como reconocimiento al tesón y persistencia mantenidos en su fructífera carrera literaria, que brilló durante varios lustros debido su alcance creador y aún hoy brilla por la gran calidez de su pensamiento.

En cierta ocasión, Eliseo autodefinió su oficio de poeta y además se refirió a su labor cotidiana, esa que aunque él no quisiera reconocerlo por modestia, le dio tantas alegrías, y entonces expresó: “Soy, de oficio, poeta, es decir: un pobre diablo a quien no le queda más remedio que escribir en renglones cortos que se llaman versos. Y lo hago no por vanidad o por el deseo de brillar, o qué sé yo, sino por necesidad, porque no me queda más remedio que escribir estas cosas que se llaman poemas”.

 

 

 

 

 

 

Volver

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.