Se encuentra usted aquí

Emergencia en el siglo XXI: prevención del SIDA
Hoy, la principal causa de muerte entre los adultos jóvenes en el mundo está asociada al VIH y al SIDA
2 Nov 2015

Otros trabajos del autor

 

Hoy, la principal causa de muerte entre los adultos jóvenes en el mundo está asociada al VIH y al SIDA. Más de 20 millones de personas han fallecido y se estima que aproximadamente viven con VIH entre 34 y 46 millones más. Todavía los científicos no han encontrado el modo de curar a quienes están infectados.

Son diversas las vías de contaminación: empleo de aguas no esterilizadas e infectadas, contacto sexual sin protección; transmisión de la madre al hijo en el proceso de embarazo, parto y lactancia; intercambio de sangre infectada…

El acceso a la información se hace vital para que todos, y muy particularmente la juventud, podamos estar en mejores condiciones de evaluar y reevaluar nuestro comportamiento social y sexual.

Aunque el VIH/SIDA no escoge a sus víctimas, podríamos asumir conductas que no impliquen riesgos para nuestra salud y la de los demás. Combatir el VIH/SIDA requiere de la convergencia de los esfuerzos desplegados desde actividades de carácter económico, social y técnico.

Luchar contra la discriminación de los seropositivos y de los afectados por el SIDA, eliminando todo vestigio de estigmatización, es una emergencia asociada a la necesidad de favorecer la inclusión social, pues estas personas, de acuerdo con la estrategia de tratamiento y seguimiento que llevan, pueden alargar su vida y, por tanto, tener la oportunidad de aportar y convivir en la sociedad de la cual forman parte.

Desde un enfoque de género, son las mujeres jóvenes y las niñas las más vulnerables a la infección y no en todos los países son prioridad estos grupos poblacionales. Ellas suelen ser víctimas con mayor frecuencia de abuso y violencia sexuales.

Un aspecto de importancia capital en el debate sobre el tema corresponde al oportunismo de las transnacionales, que tratan de aumentar sus ingresos a partir del aumento de los costos de los medicamentos. El desarrollo de estas entidades se levanta sobre la desgracia ajena, y resulta denigrante permitir que pasen inadvertidos quienes buscan el enriquecimiento a costa de los afectados, sin otra alternativa que depender de los medicamentos que actualmente resultan más efectivos.

Son los países en desarrollo, y dentro de ellos los más pobres, los que sienten alejado un posible tratamiento con el empleo antiretrovirales, pues su costo con frecuencia es inalcanzable.

Los laboratorios y las farmacias no resultan sufrientes para cubrir las necesidades de los pacientes. La materia prima se hace difícil, lo cual no justifica el desigual acceso de las personas que viven con VIH y con SIDA en las diversas zonas del mundo.

Aproximadamente las dos terceras partes de esas personas pertenecen al continente africano, aunque América Latina y el Caribe no han quedado al margen de esta problemática.

Desde la juventud es posible activar estrategias de prevención que no se limiten solo al incremento del nivel de información, sino también a extender las conductas responsables en la sexualidad y dirigir tácticas hacia la crítica constante de las transnacionales que lucran con la desgracias de esos enfermos.

Hacer hincapié en la extensión masiva de los tratamientos y la respuesta integral ante esta pandemia, e insistir en la importancia de llegar a todos los necesitados bajo el principio de la equidad, resultan metas que deben ser abrazadas por todos los jóvenes del mundo.

 

Artículo relacionado
Sida la pandemia de dos siglos

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.