Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Epilepsia: riesgo de todos (Cont.)
21 Oct 2016

 

 

”También son factores de riesgo el crecimiento intrauterino retardado, las enfermedades cromosómicas, los errores enzimáticos y las malformaciones congénitas del SNC”, explica el doctor Juan Álvaro García Fidalgo, especialista del Instituto Nacional de Neurología.

“En el momento del parto pueden surgir complicaciones que ocasionan lesiones cerebrales capaces de provocar epilepsia, y después de nacer estamos expuestos a infecciones del Sistema Nervioso Central, así como a sufrir traumatismos, padecer enfermedades cerebrovasculares, malformaciones neurológicas, tumores y afecciones degenerativas”. Entre las crisis epilépticas más comunes se destacan las focales (incluyendo las motoras (y las generalizadas (comprende las crisis tipo gran mal y pequeño mal). En las focales, los ataques duran segundos o minutos, con pérdida o no de la conciencia. Según refiere la literatura consultada, estas pueden estar precedidas por malestar abdominal, olores extraños, vértigo y visión de objetos luminosos.

Una de las más dramáticas es la de gran mal, que casi siempre llega acompañada de un grito involuntario, producido por la contracción de los músculos respiratorios. Ocasiona pérdida de la conciencia y una rigidez muscular en todo el cuerpo; el rostro palidece, la espalda se arquea y la respiración se detiene momentáneamente.

Después de la convulsión, el enfermo se queda profundamente dormido y al despertarse, casi siempre se siente cansado.

En la epilepsia tipo pequeño mal ocurre una pérdida momentánea de la conciencia. Los síntomas suelen ser tan ligeros como una mirada

fija, marcha tambaleante, movimientos agitados de los músculos de la cara por lo que el paciente suele recuperar su actividad normal sin darse cuenta de la crisis que ha presentado.

Debut
La afección puede aparecer como una enfermedad en sí misma o como síntoma de otro padecimiento. “Cuando lo que causa la crisis es, por ejemplo, la existencia de un tumor, aparece como una señal más, pero en los casos en que surge como consecuencia de patologías adquiridas, entre las que se cuenta la meningoencefalitis se define como una enfermedad”.

Por lo general, la epilepsia debuta en la infancia o en la adolescencia. No obstante, la experiencia de este especialista permite afirmar que, en ocasiones, demora de diez a veinte años en aflorar, después de presentarse la lesión cerebral que le da origen.

 

Sigue...

 

Volver 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.