Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Sin estropear la pasión
Son apenas dos adolescentes que se miran con pasión, pero sin mucho preámbulo, se van a la cama Es lo que hace un sinnúmero de parejas hoy día, como si el erotismo estuviera fuera de moda

Por

Por: 
9 Oct 2016

 

 

Son apenas dos adolescentes que se miran con pasión, pero reducen a muy poco el instante. Sin mucho preámbulo, se van a la cama para satisfacer sus deseos carnales. Es lo que hace un sinnúmero de parejas hoy día, como si el erotismo estuviera fuera de moda.

En no pocos lugares ya preocupa el fenómeno, tanto que diversos estudiosos se alertan, porque cerca de 40% de los varones considera innecesario que ellas lleguen al orgasmo. Las féminas los apoyan en alrededor de 43%, al considerar que solamente los hombres lo requieren. Sin embargo, más de la mitad confiesa que en las sombras alcanzan el cielo estimulándose el clítoris.

Al principio
Hay quienes le confieren una función primigenia a la unión sexual: la de procrear. Claro que no es la única, pero resulta indudable que la humanidad se extinguiera si los sexos diferentes dejaran de copular. Por eso la naturaleza sabia nos ha conferido la dicha de satisfacer tal necesidad disfrutando. ¡Y mucho!

Al principio de la humanidad no había problema en ello, porque la cópula era un acto natural. Como se desconocía su vínculo con la procreación, la gente se unía por instinto en el lugar, momento y de la manera que quisiera.

En aquellos tiempos las féminas desempeñaban un rol tan activo que se estableció como primera religión a la propia mujer, se adoraba a la Gran Madre, generadora del mundo.

Aquello duró milenios. Lo demuestran diversas estatuillas encontradas en distintos puntos: las llamadas Venus del Paleolítico, que resaltan los senos, glúteos y genitales. Los hombres estuvieron poco representados y solo se han descubierto ciertas figuras fálicas —es decir, en forma de pene—, presumiblemente como símbolo de carácter religioso. Lo que sí está claro es que el erotismo era el centro de interés de las sociedades del Paleolítico.

La civilización
Tras la llegada de la civilización empezó a variar la percepción erótica. Una leyenda sumeria relata el ataque de un gran jefe salvaje a quien le oponen una prostituta que lo seduce, atrayéndolo hacia sí, llenándolo de placeres. “Ahora él es distinto —dice el relato—, su rabia se ha agotado. Ya no tiene fuerzas ni es tan ágil como antes. El guerrero se ha vuelto manso, dócil”. 

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.