Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Extraña autonomía
Conocida como la patología de la mano extraña, es un desorden neurológico realmente curioso

Por

Por: 
21 Oct 2016

 

 

Transcurren las últimas horas de un día cualquiera. Como es usual, te vas a la cama confiando en la llegada de un sueño reparador. Duermes. Súbitamente una sensación sofocante te despierta.

Aterrado y algo aturdido, reconoces una mano aprisionando tu cuello. Crees que es una pesadilla; sin embargo, asombrado, descubres a tu propia mano como protagonista de una inminente asfixia.

Por supuesto que la anécdota fue una broma y aunque tiene toques de irrealidad, está, como dicen en las películas, basada en hechos reales.

Raro, pero cierto
El síndrome de la mano extraña es un desorden mental muy poco usual, en el cual una de las extremidades superiores parece tener vida propia.

Por favor, nada de achacárselo a influencias místicas o extraterrenales. La responsabilidad de tan inusual anomalía recae en afectaciones en nuestra máquina maestra: el cerebro.

Esta enfermedad fue descrita por primera vez en 1908, cuando un científico de apellido Goldstein examinaba a un paciente que presentaba un desacostumbrado trastorno motor en su brazo izquierdo después de sufrir un infarto cerebral en el hemisferio derecho.

En 1945 se reportó otro caso que sufría igual padecimiento, tras ser sometido a una cirugía radical como tratamiento de la epilepsia.

Posteriormente, en 1972, son los franceses Brion y Jedynack quienes por vez primera la nombran como le signe de la main étrangère (el síndrome de la mano extraña), para referirse a este peculiar trastorno.

Hasta inicios de la década del 90 del pasado siglo XX, se describieron 37 casos y en todos ellos el paciente siente que una de sus manos ha dejado de pertenecerle, pues actúa por libre albedrío y trata de molestarlo o enfrentarse a su otra mano.

El origen de la patología parece estar asociado a una lesión del cuerpo calloso, la estructura que conecta los dos hemisferios cerebrales. Puede aparecer, con más frecuencia, en personas con sus dos hemisferios cerebrales separados quirúrgicamente, procedimiento usado en ocasiones para eliminar o atenuar los síntomas extremos de epilepsia. Ocurre además, en algunos casos, después de otros tipos de neurocirugías, golpes, derrames o infecciones cerebrales. 

Lo más curioso de esta enfermedad son los síntomas que la conforman.

 

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.