Festival mundial de juventudes, en síntesis
Valoraciones de la primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), Yuniasky Crespo Baquero, a propósito de la clausura del XVIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, Ecuador, 2013
29 Ene 2016

 

Cumplir metas otrora imposibles genera siempre sospecha de milagro. La máxima fiesta de la juventud progresista germinó en medio de circunstancias adversas, desde un entorno cada vez más hostil a la emergencia de alternativas políticas que disientan de la irracionalidad económica del capitalismo crudo y duro, hasta la desaparición física de figuras trascendentales e inspiradoras del movimiento de izquierdas a nivel internacional, a la altura del líder sudafricano Nelson Mandela.

La delegación de la Isla Mayor de las Antillas acudió pronta al llamado por amplificar un grito de protesta contra las injusticias del mundo, y en favor del respeto a la diversidad y la diferencia. 

Por dondequiera el apoyo e identificación con el destino de los cubanos se hizo palpable. Cuba no estuvo sola y constató en el camino que su suerte puede levantarse desde el tributo sistemático a esos sueños de integración y confluencia regionales que afloran paulatinamente en América Latina.

La primera secretaria de la UJC, Yuniasky Crespo Baquero, dispensó hacia las postrimerías del evento sus reflexiones a la prensa acreditada en la cita, a fin de resumir costo y saldo de encuentros de tal magnitud.

Cuba por el mundo
“La causa de Cuba destacó en cada momento del festival, desde el acto de inauguración hasta la propia clausura. En el ámbito de las actividades colaterales debemos resaltar los sistemáticos encuentros de solidaridad con nuestro país: se reconoció y recordó al pueblo y los jóvenes cubanos minuto a minuto.

“Dichos mensajes en múltiples ocasiones evidenciaron la involucración con la causas más importantes que defendemos, como pueden ser el llamado a la libertad de los Cinco, o el propio levantamiento del bloqueo económico de los Estados Unidos. Seguimos siendo ejemplo, guía, faro, en muchas regiones del planeta. Nos lo han hecho saber delegados de tantos países, las personalidades del Comité Internacional Preparatorio, de la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, especialmente invitadas a este evento. Hemos coincidido más de una vez con la presidenta del Consejo Mundial por la Paz, y nos ha ratificado, asimismo, su admiración por el pueblo de Cuba.

“Haber venido a Quito dejó sentado cómo, aun inmersos en cambios sustanciales y necesarios de nuestra política económica, el proyecto social de Cuba continúa siendo viable y esperanzador para el resto del mundo”. 

Integración continental
“Los debates sobre las dinámicas políticas en la región también han sido certeros. La integración latinoamericana, el papel de la CELAC, del ALBA se han puesto sobre la mesa. Ha existido una especie de complicidad entre los países del área en función de lograr unidad, fortalecer nuestras culturas, luchar en pos de lo que queremos”.
 

 

Sigue...

 

 
 

 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.