Se encuentra usted aquí

Historia

Fiesta de la “negrada cubana”
De estas festividades, junto a la del Día de Reyes en La Habana, derivaron en esta Isla los desfiles de carnaval, más híbridos, más mestizos, en definitiva, más cubanos.
3 Jul 2018

 

Cuando se habla del Día de Reyes, generalmente pensamos en la epifanía cristiana del 6 de enero, en que era tradición hacer regalos a los niños, evocando los presentes que los Magos llevaron al Niño Jesús.

Sin embargo, en Cuba también existe una poderosa influencia del continente africano, donde era costumbre salir en procesión alrededor de esa fecha, aunque con fines muy diferentes: aquellos pueblos celebraban rituales en torno a la agricultura.

La actividad se mestizó por estas tierras, debido a que durante la época colonial el dominio español les permitió a las personas negras esclavizadas reunirse en cabildos, una suerte de cofradía o hermandad donde, según sus etnias, compartían, se divertían y, ¿por qué no?, colaboraban entre ellos.

Así pues, el 6 de enero se les concedió a estos cabildos libertad para apoderarse de la urbe capitalina y otros puntos del país con sus cantos, sus toques y bailes. Aprovechaban la circunstancia e iban al Palacio del Capitán General y a las casas de otras familias influyentes con el objetivo de recibir el aguinaldo, es decir, regalos que dispensaban la más alta autoridad de la Isla y parte de la aristocracia criolla.

Así lo ratifican varios autores, entre ellos el alto representante policial habanero Rafael Roche Monteagudo, quien aún con prejuicio, reconoce que los negros abordaban las calles “con sus trajes oriundos, bailando al son de atabales y otros discordantes instrumentos usados en sus respectivas comarcas, pidiendo aguinaldo. Ese día de expansión se llamó de Reyes”*.

De esa fiesta de la “negrada cubana” más que de la otra (la de los Reyes Magos, eminentemente cristiana, blanca, dominante), nos viene la costumbre de celebrar con jolgorio, algarabía, rumba, el 6 de enero, solo que ahora sin distinción jerárquica ni mucho menos racial.

Otros cabildos también salían en diferentes regiones del país, como la celebración de la Caridad en Santa Clara, el Santiago en Sancti Spíritus y Santiago de Cuba, y el San Juan en Camagüey, mezcladas luego con los desfiles más “adecentados” de las personas blancas.

De estas festividades, junto a la del Día de Reyes en La Habana, derivaron en esta Isla los desfiles de carnaval, más híbridos, más mestizos, en definitiva, más cubanos.

 

 

* Roche Monteagudo Rafael. La policía y sus misterios en Cuba. La Habana, 1925, p. 17.

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.