Se encuentra usted aquí

Historia

Flor Crombet, ejemplo de cubano al servicio de la Patria
Este 10 de abril se cumplen 119 años de la caída en combate del general santiaguero Francisco Adolfo Crombet y Tejera (Flor), quien con su valor y coraje alcanzó un elevado prestigio dentro del Ejército Libertador
23 Jul 2014

 

(Publicado en 2008)

 

Este 10 de abril se cumplen 119 años de la caída en combate del general santiaguero Francisco Adolfo Crombet y Tejera (Flor), quien con su valor y coraje alcanzó un elevado prestigio dentro del Ejército Libertador.

Corría el año 1895 cuando una embarcación cargada de valiosos jefes mambises desembarcó por el río Duaba, en el extremo oriental de la Isla, con la decisión de reiniciar la lucha armada.

En la expedición venía junto a los hermanos Antonio y José Maceo, Flor Crombet. Poco después de llegar a las costas de Baracoa chocaron con fuerzas enemigas y decidieron entonces dividirse en grupos.

En la loma de Alto de Palmarito, el que comandaba Flor se enfrentó a la feroz guerrilla de los Indios de Yateras, al servicio del gobierno colonial, y en ese combate fue herido de muerte.

Muy cerca, al escuchar el tiroteo, Antonio Maceo expresó: "Ese que se bate es Flor", pues de sobra conocía la bravura de su compañero de lucha, nacido en el antiguo término municipal de El Cobre.

Las campanadas del ingenio La Demajagua, el 10 de octubre de 1868, atrajeron poderosamente al joven sensible y apasionado con apenas 17 años.

Dada su corta edad encontró oposición, pero pronto despejó las dudas; sus ascensos se sucedieron uno tras otro, por méritos ganados en las acciones combativas.
Fue Flor un estudioso del terreno y de las ordenanzas y leyes del Ejército Libertador, por lo que se distinguió como oficial disciplinado y celoso de los deberes.

Participó activamente en un sinnúmero de combates de la Guerra de los Diez Años bajo la certera dirección de hombres de la talla de Antonio Maceo y Máximo Gómez. Su nombre también figuró entre los oficiales mambises en la histórica Protesta de Baraguá.

Junto a Calixto García estuvo en los preparativos de lo que se conoció en la historia como la Guerra Chiquita, demostrativa de que los cubanos no cejarían en sus propósitos independentistas. Flor fue apresado y confinado en cárceles del régimen colonial español, hasta que logró escapar y salir del país.

En los Estados Unidos conoció a José Martí y se identificó plenamente con sus ideales de continuar la lucha. De él dijo el Apóstol: "...Flor tiene un noble corazón, un juicio sano y piensa como pienso yo sobre los futuros destinos de Cuba".

Cuando le pidió su brazo y experiencia, dijo presente y organizó la expedición que trajo a Cuba a varios generales el 1ro de abril de 1895.

La superioridad en hombres y armamentos del enemigo hizo mella en los patriotas recién llegados a las costas orientales y el primero en caer en el fragor del combate fue Flor Crombet.
 

 

(Tomado de www.cadenagramonte.cubaweb.cu)

 

 

 

Artículo relacionado
Cuando el deber toca el honor

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.