Se encuentra usted aquí

Fragmentos del diario de un yonqui
Hoy cumplo dieciséis años y decidí escribir un diario. Me llamo Enrique y hoy hice las tres cosas más importantes de mi vida hasta ahora: UNO: dejé el tecnológico; DOS: me acosté con Rosita, la de los altos de la bodega, y TRES: fumé marihuana
25 Feb 2016

 

Hoy cumplo dieciséis años y decidí escribir un diario. Nunca lo he hecho, así que no sé cómo empezar. Me llamo Enrique y hoy hice las tres cosas más importantes de mi vida hasta ahora: UNO: dejé el tecnológico; DOS: me acosté con Rosita, la de los altos de la bodega, y TRES: fumé marihuana.

Mami se puso brava por lo del tecnológico (de lo otro ni se enteró, je je je), pero eso de la Mecánica no me entra; aparte de que no quiero pasarme la vida embarrado de grasa. Además, casi todos mis socios dejaron los estudios cuando terminamos la escuela de conducta en noveno; ellos están en la calle luchando y divirtiéndose mientras yo seguía en la bobería, pasma´o y sin un quilo. El Asmático habló con un tío suyo que tiene una brigada de constructores para que me contrate de ayudante de albañil, dice que pagan un buen baro.

Rosita no es linda, pero no está mal de cuerpo y no me cobró. Ella misma puso la marihuana; al principio yo no quería, pero insistió: “No seas penco. Dale, vamos a volar”. Dice que no siente nada si antes de hacerlo no fuma o se inyecta algo.

Dejé la pincha en la construcción, me pasaba el santo día lleno de polvo y terminaba mata´o. Después Rosita me decía que estaba flojito; para levantar la presión que ella quería, la marihuana ya no me bastaba, empecé a meterle a la sintética. Mami empezó a limpiar en casa de unos extranjeros, le pagan bien, pero termina a la mil y quinientas, y llega directo a acostarse.

Luisito y yo nos pasamos todo el día solos; a veces me dice que lo ayude en alguna tarea de la escuela, pero yo ya no me acuerdo de nada; la verdad es que nunca aprendí mucho —je je je—. El Asmático me propuso trabajar con él vendiendo vegetales en la carretilla. No estoy durmiendo bien y a cada rato me da dolor de cabeza; no se lo he dicho a mami para no preocuparla.

Ayer fue el cumpleaños de Luisito, lo pasamos en la estación de policía. Acaba de cumplir trece y ya le está dando disgustos a mami. El muy imbécil se puso con dos amiguitos en la escuela a fumar un cigarro que inventaron con hojas de marpacífico, y para alardear delante de las hembras decían que era marihuana. Una niña se lo dijo al profesor guía y se armó tremendo rollo: director de la secundaria, municipio de Educación, Clínica del Adolescente, el Partido y el copón divino; terminaron finalmente en la policía. Le avisaron a mami al trabajo; la pobre, fue directo para la estación con el cake que le había comprado a Luisito. 

 

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.