Se encuentra usted aquí

Arte

La guitarra que no envejece
Todavía Alexander Álvarez Estupiñán no interioriza a fondo que estará en Viena, la capital musical del mundo, a donde irá a perfeccionar estudios de guitarra y a caminar e inspirarse muy cerca del célebre Danubio
14 Sep 2014

 

Todavía Alexander Álvarez Estupiñán no interioriza a fondo que estará en Viena, la capital musical del mundo, a donde irá a perfeccionar estudios de guitarra y a caminar e inspirarse muy cerca del célebre Danubio.

Con solo 19 de años de edad, acaba de obtener el Primer Premio en la XIII edición del Festival- Concurso Internacional de Guitarra de La Habana, prestigioso evento en el cual interpretó un difícil programa con piezas de marcado rigor técnico como” Guitarresca”, de Joaquín Clerch; “Los tres golpes y mensaje”, de Ignacio Cervantes; “Llamarada”, de Tomás Marco; “Preludio y Giga de la Suite XX”, “Sonata”, de José Ardévol; y “Concierto del Sur”, de Manuel M. Ponce, entre otras.

En su casa del matancero reparto Camilo Cienfuegos, y sin salir de su asombro aún, Alexander narra sus inicios en el mundo del arte, que comenzaron en la Casa de Cultura Bonifacio Byrne, en un coro de aficionados.

“Allí estuve desde que cursaba la escuela primaria. En los días de ensayos y presentaciones, a veces me interesaba por una guitarra que siempre permanecía encima de un armario.

“Aprendí a tocar guitarra y tres, y me incorporé a un grupo de música campesina, hasta que en quinto grado ingresé en la Escuela Vocacional de Arte Alfonso Pérez Isaac, de Matanzas. Mis profesores estimulaban el amor por el instrumento. Les agradezco mucho a ellos”.

Alexander resulta muestra fehaciente del sistema de cultura que se desarrolla en Cuba: transitó por el movimiento de aficionados y escuelas especializadas, pues es graduado de nivel medio en la Escuela Nacional de Arte (ENA), y estudia en el Instituto Superior de Arte (ISA).

Desde el pequeño salón de una Casa de Cultura, en el entorno comunitario, hasta las aulas especializadas de las escuelas de arte por donde ha transitado, sus instructores y guías fueron capaces de descubrir en él las aptitudes para la guitarra, mérito que reconoce el joven de pelo rubio y mirada expresiva.

“Actualmente imparto clases en la ENA, allí me siento bien entre los muchachos y mis colegas, donde la mayoría de los últimos antes fueron mis profesores y ahora compartimos en la escuela con camaradería y respeto”.

Dueño de una profunda sencillez y modestia, este joven de ojos clarísimos habla de sus numerosas presentaciones en la escuela, en otros concursos del instrumento y de su preparación para el Festival en el cual obtuvo el máximo galardón.

 

Sigue...

 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.