Se encuentra usted aquí

Historia

Un hombre leal a su tiempo (Cont.)

Foto

Foto: 
20 Nov 2014

 

 

Por su proyección intelectual se puede afirmar que Varona quien estuvo entre las personalidades vinculadas al llamado movimiento independentista: como Julio Sanguily, Gonzalo de Quesada y Aróstegui, Vidal Morales, Néstor Ponce de León, Joaquín Llaverías y Domingo Figarola-Caneda, trabaja para lograr la aparición de instituciones nacionales encaminadas a la conservación y el estudio de la etapa de luchas recién terminada, en las que nuestros próceres hicieron un verdadero derroche de coraje y valentía.   
 

Es en esa época que asume las cátedras de Lógica, Psicología, Ética y Sociología en la Universidad de La Habana, momento en que también desarrolla una amplia labor como poeta y escribe trabajos periodísticos para publicaciones nacionales y extranjeras.
 

Con el ascenso a la presidencia de la República de Mario García Menocal (1913-917), Enrique José Varona ocupa el cargo de vice-presidente, de ahí que no continúe con su trabajo en el centro de altos estudios; pero eso no impide que se reconozca su trayectoria docente y se le otorgue la condición de Catedrático Honorario.
 

Coincidiendo con esos hechos es nombrado también Presidente de Honor de la Academia de la Historia y miembro de la Academia Nacional de Artes y Letras.  
 

Las nuevas generaciones veían en él al experimentado profesor, un verdadero mentor. De ahí que  fuera consecuente con la actitud asumida por los miembros de las nuevas hornadas juveniles, quienes se le acercaban en busca de sus saberes.
 

Cuando a mediados de la segunda década republicana, Cuba vivía bajo la zozobra por el inicio del período gubernamental de Gerardo Machado, el distinguido profesor reconoce al punto que este periodo de mandato no será precisamente una época de panacea para el pueblo.

 

Entonces recuerda y compara las vivencias, que mantenía frescas en su memoria, sobre los crímenes perpetrados en el país durante la época en que se enseñoreaba el colonialismo español, representado por crueles  Capitanes Generales entre los que se destacó por su sadismo Valeriano Weyler.
 

Varona fue también de los primeros cubanos con vergüenza que supo enfrentarse con su claro pensamiento a los desmanes de Machado. Estuvo entre los primeros en condenar la prórroga de poderes con que “el asno con garras” pretendía extender su mandato, al precio de la dignidad y la sangre de la juventud cubana de entonces.

                                                

 

Sigue...

 

 

Volver

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.