Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

Humboldt, un sabio de larga trayectoria
El naturalista de origen alemán Federico Guillermo Enrique Alejandro de Humboldt (1769-1859) es una figura familiar en el mundo científico americano y muy especialmente en Cuba

Foto

Foto: 
9 Sep 2016

 

 

El naturalista de origen alemán Federico Guillermo Enrique Alejandro de Humboldt (1769-1859) es una figura familiar en el mundo científico americano y muy especialmente en Cuba, donde se dedicó con especial interés al estudio del clima, la flora, la fauna y otros problemas sociales de importancia, como la esclavitud imperante en la época.

Por el holgado desenvolvimiento económico de su familia, perteneciente a la nobleza prusiana, tuvo oportunidad, al igual que sus dos hermanos, de estudiar con importantes preceptores, que le iniciaron en el conocimiento de materias muy  necesarias en su desenvolvimiento futuro, como: geografía,  ciencias naturales, matemática, geofísica, teología, literatura, historia e idiomas. Ello le posibilitó cursar estudios superiores en varias universidades europeas.

Con la facilidad que le proporcionó una herencia recibida de su madre, en 1797 Humboldt inició la preparación de uno de sus más caros sueños de adolescente: realizar viajes de exploración por diversas latitudes. Dos años después, partió con el talentoso botánico y cirujano francés Aimé Bonpland, en un viaje hacia América, que partió del puerto español de La Coruña y se extendió por espacio de  cinco años.

La prolongada estancia del estudioso alemán en el Nuevo Mundo se inició por Venezuela, donde recorrió Cumaná, Caracas, Valencia, San Fernando, Maipure, Casiquiari, Angostura y Barcelona, para luego partir hacia Cuba. Retornó a América del Sur y entonces visitó  Cartagena de Indias, Bogotá, Quito, Trujillo, México y otra vez Cuba. Su próxima estancia sería en Filadelfia, antes de retornar a Europa por el puerto francés de Burdeos.

En esa época se estableció en Francia, donde permaneció durante veinte años, y se produjo su primer encuentro con Simón Bolívar, que dio lugar a una prolongada amistad.

Su posición antiesclavista y de condena a la trata, el comercio y la explotación de los seres humanos, la puso de manifiesto Humboldt en sus escritos sobre la época que residió en Venezuela y Cuba, cuando señala: “El problema del negro es de lo más deplorable”. En Cumaná le impresionó en forma desfavorable la compra y venta de esclavos en un mercado próximo a la casa donde vivía, situación que luego se repitió en las plantaciones azucareras de Cuba.

Este sabio europeo se refirió con fuerza al problema que representaba la esclavitud de los africanos y sus descendientes, tanto por testimonios directos, como por las fuentes documentales y bibliográficas, que dio a conocer en diversas publicaciones.

Su disposición de incansable viajero le llevó a otras tierras, y para ello atravesó toda  Rusia por Siberia, hasta la frontera con China.

Para honrar la memoria de Alejandro de Humboldt, en Cuba se le dio su nombre al Parque Nacional situado en la región montañosa de Moa-Sagua-Baracoa, en la zona más oriental del país. Ese lugar de belleza exuberante posee una superficie de 69 mil hectáreas, y en él se encuentran los bosques mejor conservados y los ríos más caudalosos de todo el archipiélago cubano. 

 

 

 

Artículo relacionado
Alejandro de Humboldt, el sabio

 

 

 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.