Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

La impronta de Felipe Poey en la ciencia cubana
En la planta baja del edificio "Felipe Poey" de la Universidad de La Habana se encuentra un lugar acogedor e interesante la vez: el Museo de Historia Natural Felipe Poey, fundado en 1842 . Pero, ¿quién fue este científico?
23 Ene 2016

 

 

En la planta baja del edificio "Felipe Poey" de la Universidad de La Habana se encuentra un lugar acogedor e interesante la vez: el Museo de Historia Natural Felipe Poey.

Es este un sitio que provee al público de conocimientos acerca de la naturaleza y su protección, así como de la vital importancia de la conservación de la flora y la fauna. Contribuye también a la formación de los alumnos de la carrera de Biología en cuanto a la investigación y el uso de las colecciones zoológicas.

El objetivo fundamental del Museo radica en el estudio y la conservación de los materiales históricos que posee, los cuales forman parte del patrimonio nacional cubano, así como la creación de nuevos muestrarios sobre animales. y el enriquecimiento de los ya existentes.

La institución, fundada en 1842 por Felipe Poey y Aloy,  alberga importantes recopilaciones de insectos, moluscos, aves, peces y fósiles. Cuenta además con valiosas piezas de prestigiosos artistas cubanos, así como manuscritos y dibujos originales hechos por Poey.

Pero ¿quién fue este científico?

Nacido el 26 de mayo de 1799 en La Habana, permaneció parte de su infancia en Francia, la patria de su padre, pero regresó muy joven a su ciudad natal luego de la muerte de su progenitor. Ingresó entonces en el Real Seminario de San Carlos, donde fue alumno de Félix Varela, y se graduó en 1820 de Bachiller en Derecho.

Poey recibió en Madrid la investidura como abogado y trabajó de profesor en la Academia Nacional de Jurisprudencia, pero perseguido por su activa participación en juntas patrióticas, regresó rápidamente a Cuba.

En 1826 viajó a Francia, acompañado por las disímiles observaciones que de manera autodidacta había realizado acerca de la flora y la fauna cubanas. En el país europeo estableció relaciones con varios entomólogos y fundó en 1832 la Sociedad Entomológica de París. Durante estos años publicó sus primeros estudios sobre insectos, y se introdujo en los principios básicos de la ictiología (parte de la zoología que estudia los peces).

También fue miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana, y en 1838 mostró en esta institución un proyecto para establecer en la capital cubana un Gabinete de Historia Natural. Lo que más tarde se convertiría en un museo funcionó primero en su casa y en el año 1842 pasó a formar parte de la Universidad de La Habana.

En la última etapa de su vida, Felipe Poey y Aloy se encargó de reunir y organizar la mayoría de su producción bibliográfica dispersa, que salió a la luz en un libro titulado “Obras Literarias”, el cual revela su cultura científica y popular, y su majestuosa intelectualidad.

Pero su  obra cumbre es “Ictiología Cubana”, fruto de un arduo trabajo de más de 50 años, y que se publicó íntegramente en el año 2000 en el contexto del bicentenario de su natalicio.

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.