Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

La intimidad como daga
El ciberacoso es una nociva práctica muy extendida en la actualidad y, obviamente, no tiene fronteras

Por

29 Jul 2018

 

A la luz de la pantalla el rostro de Ailín Valenzuela parece el de un fantasma abatido. La amiga que la acompaña a la zona wifi pregunta qué le ocurre. Ailín le pasa el móvil con el último chat de Facebook.

Alexander: ¿Recuerdas esto? (Seis fotos y una que carga muestran los senos, los muslos, el sexo de Ailín).

Ailín: Bórralas!!! No tienes ningún derecho! Ya tú y yo terminamos.

Aunque tres meses atrás la relación había acabado, Alexander insistía en rehacerla. Primero con romántica insistencia, luego mandando a amigos intercesores. Las últimas semanas Ailín sintió, para luego comprobar, que era vigilada desde un auto de alquiler.

Alexander: La única manera en que estas fotos no van a hacerse públicas es si vuelves conmigo. Dos días para pensarlo.

Ella comienza a teclear. Desiste. El globo de texto continúa moviéndose.

Alexander: Y si le dices a alguien las publico igual.

Ailín: ¡¡¡Tú sabes que eso se penaliza, que puedes ir preso!!!

No está segura de lo que escribió, pero el sentido común le dice que así es. El globo de texto se mueve un rato con pausas antes de postear.

Alexander: Sip.

@ @ @

Si bien la pornovenganza tiene su hábitat natural online, hay quien afirma que en Cuba se daba antes de que existiera acceso público a la red de redes; básicamente, a través de dispositivos de almacenamiento.

La penetración de Internet en el archipiélago alcanza a 4,5 millones de habitantes, según los datos más recientes de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información. A partir de 2015 el gobierno facilitó a gran número de médicos el servicio de Internet en las casas, y habilitó más de 200 puntos wifi. El pasado diciembre la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) anunció un aumento de zonas conectadas.

Mientras más crezca el acceso crecerá también la sombra del ciberacoso en su sentido más amplio; y lo excepcional se hará cada vez más común.

Catorce años atrás era otro el paisaje. Entonces, Yoerky Sánchez ingresaba a la Asamblea Nacional del Poder Popular como uno de los más jóvenes integrantes de la Comisión de Atención a la Niñez, la Juventud y la Igualdad de Derechos de la Mujer. En la legislatura que concluye en este mes de marzo, Yoerky ocupó el cargo de vicepresidente de este grupo. No recuerda en todo ese tiempo que se tratara específicamente la pornovenganza. 

 

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.