Se encuentra usted aquí

José Martí, el Mayor General
El año 1895 fue de una especial significación para Cuba y también para el Apóstol de nuestras libertades, José Martí
19 Nov 2015

El año 1895 fue de una especial significación para Cuba y también para el Apóstol de nuestras libertades, José Martí.

En la última década del siglo XIX arribó a la Patria por última vez, el 11 de abril “a las 8 de la noche, negro el cielo del chubasco”, tal como lo describe en una carta que escribió “al romper el sol del 15 de abril, en una vega de los montes de Baracoa”, en el propio año 1895, la que estaba dirigida a sus “hermanos queridos” Gonzalo de Quesada y Benjamín Guerra.

A lo largo de esa histórica misiva, el habanero refleja como “el primero de abril por fin salimos, a las tres de la mañana, asaltando en los botes abandonados de la playa la goleta Brothers que nos esperaba afuera” y más adelante da a conocer la composición del grupo recién llegado, que estaba conformado por el “General Gómez, Paquito Borrero, Ángel Guerra, César Salas, joven puro y valioso de Las Villas, Marcos del Rosario, bravo dominicano negro y yo”.

De esos primeros momentos de su estancia en Cuba, a la que llegó José Martí junto a sus compañeros por el lugar conocido como La Playita, al pie de Cajobabo, en la actual provincia de Guantánamo, hay una anécdota que recoge en esa epístola, y que por su gran importancia ha quedado insertada en la historia de Cuba, como un testimonio vivo de aquellos momentos. Martí comenta:

“General, me llamaba nuestra gente desde que llegué, y muy avergonzado con el inmerecido título, y muy querido y conocido, me hallé”. Y añade: “al caer la tarde vi bajar hacia la cañada al General Gómez, seguido de los jefes, y me hicieron seña de que me quedase lejos. Me quedé mohíno, creyendo que iban a concertar algún peligro en que me dejarían atrás. A poco sube, llamándome, Ángel Guerra, con el rostro feliz. Era que Gómez, como General en Jefe, había acordado, en consejo de Jefes, a la vez que reconocerme en la guerra como Delegado del Partido Revolucionario, nombrarme, en atención a mis servicios y a la opinión unánime que lo rodea, Mayor General del Ejército Libertador”.

Con su modestia característica y pleno de alegría, José Martí exclama finalmente: “¡De un abrazo, igualaban mi pobre vida a la de sus diez años!”, lo que equivale a decir que sus grandes méritos como incansable batallador y organizador de la Guerra Necesaria, fueron reconocidos por sus compañeros en el campo de batalla.

La doctora Hortensia Pichardo, entre otros importantes historiadores cubanos, reconoció esa hermosa cualidad de José Martí, cuando expresó:”Modestia y alegría roban el ánimo de Martí en este punto. Otros habían tenido que ganar muchos combates en la Guerra de los Diez Años para alcanzar el grado de Mayor General… A él de todos modos le satisfacía ver medida en toda su magnitud su obra de hacer la guerra. Máximo Gómez al nombrar a Martí Mayor General buscaba revestirlo de autoridad militar en el terreno de la guerra”, lo cual era indispensable para que los hombres que entonces se encontraban sobre las armas en el campo de batalla acataran sus órdenes.

Días más tarde, el 19 de mayo de ese azaroso año de 1895, el Apóstol fue herido de tres balazos en combate, a consecuencia de lo cual murió de inmediato a los 42 años, en la zona de Boca de los Dos Ríos, “de cara al sol” como era su anhelo, después de dar, con su presencia en el campo de batalla, el patrón de su prédica viril.

La Revolución por la que luchó continuaba su marcha, que a partir de entonces sería indetenible, como perdurable su ejemplo.

 

 

Bibliografia

 

- Colectivo de autores. Atlas histórico biográfico. José Martí. Instituto Cubano de Geodesia y Cartografía y Centro de Estudios Martianos.1983.- Pichardo Viñals, Hortensia. Selección y comentarios. “Lectura para Jóvenes. José Martí”. Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. 1960.
 

- Pino-Santos, Oscar. “Historia de Cuba. Aspectos fundamentales”. Editora del Consejo Nacional de Universidades. Segunda edición. 1964.Artículo relacionado
El Martí que conocemos

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.