Se encuentra usted aquí

Arte

Nicolás Guillén
Lírica mulata
Rumba, son, poemas de amor mestizos, constituyeron pretexto para que el Poeta Nacional elaborara muchos versos de color netamente cubano.

Por

Por: 

Foto

Foto: 
9 Nov 2014

 

Durante la tercera década del pasado siglo XX se produce en Cuba un repentino entusiasmo por el folclor como tema de diversas obras. En 1928 el poeta y novelista Alejo Carpentier organizó el ballet "La Rebambaramba", mientras aparecen los poemas "Bailadora de rumba", de Ramón Guirao, y "La rumba", de José Zacarías Tallet. De hecho, las danzas y el drama religioso, especialmente los de procedencia africana, llaman la atención de muchos artistas.

Lírica en compás de rumba
La rumba puede considerarse un género mestizo, sobre todo, por la belleza y originalidad con que se engranan y asimilan los aportes, tanto europeos como africanos. El ritmo de los instrumentos percusivos va más allá de la descripción de un hecho y convierten al espectador en ente activo del espectáculo.

Este empréstito africano impide desligar la poesía de la prosa y se diferencia sencillamente, por la acentuación en el ritmo. Entonces, la poesía negrista cubana rompe con la rima tradicional, aprovechando el esquema africano.

Para el África subsahariana la tradición oral, rítmica, era fundamental, en tanto que para Europa lo era la escrita. De ahí que, mientras los últimos desarrollaron la «escritura» alfabética, los primeros lo hicieron con la "escritura" del tambor.

Según muchos investigadores, la escritura del tambor es capaz de conservar el texto melódica y rítmicamente a partir de la estructura de la lengua fónica y era mucho más efectiva en su contexto.

" El lenguaje del tambor —nos dice el antropólogo alemán Janheinz Jahn(1)— es pues la reproducción inmediata de la lengua: es una ‹escritura› inteligible para toda persona que tenga la práctica suficiente, solo que en vez de dirigirse a la vista está dirigida al oído. El europeo joven aprende en la escuela a relacionar los signos ópticos con su sentido, y del mismo modo el africano joven tenía que aprender antaño el arte de captar los signos acústicos del tambor […]"

Este ritmo del tambor es el que aprovechan los poetas de la negritud para reproducir grupos sonoros onomatopéyicos y llevar la tensión al auditorio, lo cual permite al oyente apreciar el baile sin el concurso de los instrumentos. De tal suerte, el poema es llevado por la pujanza del ritmo y, como no existe diferencia entre este y la prosa, la poesía se convierte en una prosa de ritmo más vigoroso y regular.

Esta es la canción del bongó
aquí el que más fino sea,
responde si llamo yo.

La rumba, género vituperado y marginado se abre espacio. La lírica escribe en su nombre: lírica en compás de rumba, que alcanza su expresión más acabada bajo la pluma de Nicolás Guillén, representante señero del mestizaje cultural cubano por el contenido de su obra, por el color de sus figuras y por el ritmo fascinante.

El son, símbolo de mestizaje
Se sabe que durante el período colonial se sedimentó una carga de prejuicios contra lo negro, que heredaron luego los primeros gobiernos republicanos. Sin embargo, un nuevo género «mestizo» se fraguaba en la clandestinidad: el son.

La ortodoxia blanqueadora, escandalizada ante aquel fenómeno musical devenido de los desposeídos, no tardó en prohibirlo; pero en las sombras, las capas populares continuaron disfrutando del cadencioso y "atrevido" ritmo sensual.

"No se bailaba en las sociedades blancas por considerársele ‹cosa de negros" —refiere el etnólogo Rogelio Martínez Furé(2)—, ni en las de negros finos, por mimetismo, alineados a tal grado que se solidarizaban con esa actitud prejuiciosa. Pero, poco a poco su ‹sabrosura› fue derribando barreras sociales. Hasta que finalmente penetró en los salones blancos, y mucho tiempo después en las sociedades negras. La década del 20 al 30 marcó el apogeo de este género musical."

Justo en este decenio (1930), aparece el primer poemario de Nicolás Guillén,"Motivos de son", cuya conmoción en todos los círculos intelectuales de la época no se hizo esperar.

¿Por qué te pone tan bravo
cuando te dicen negro bembón,
si tiene la boca santa,
negro bembón?
Bembón así como ere
tiene de tó,
Caridá te mantiene
te lo dá tó.

El son como música popular bailable resume en sí los más importantes géneros producidos en Cuba a lo largo de un paulatino proceso de mestizaje. Hay más: tanto los "Motivos de son", como "Sóngoro cosongo" (1931) no solo trasladan a la poesía el ritmo del popular género musical, sino que presentan al cubano negro con sus cantos, sus leyendas, sus tragedias …, algo que rompía la rutina clasicista anterior.

La lírica guilleneana va más allá de moldes almidonados y unidireccionales. De ahí que su biógrafo por excelencia, Ángel Augier, manifestara a la revista Bohemia el mes de julio de 2002, cuando se celebraba el centenario del poeta:

"La crítica tradicional acostumbra considerar a Guillén solo en su etapa negrista, a veces en su vigorosa poesía social y antimperialista, y casi nunca por su brillante poesía lírica. En cuanto a ese aspecto capital de la sensibilidad humana, es notorio que aquel enamorado de la vida dejó piezas antológicas, presentes en volumen de reciente edición titulado así, Poemas de amor, muchos de los cuales han sido trasladados a la música por conocidos compositores, y gozan de popularidad."

Lírica sin igual, mulata como el poeta, que le impregna a su obra todo un color auténticamente cubano.

 

(1).Muntu. Fondo de Cultura Económica, Mex. 1963
(2).Diálogos Imaginarios. Ed. Arte y Literatura, 1979

 

Su poesía
 

Artículos relacionados
Genuino hombre de versos
Propondrán como Monumento Nacional a casa natal de Guillén

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.