Se encuentra usted aquí

Del mundo

Lorca por siempre
De Federico García Lorca diría uno de sus muchos amigos y admiradores cubanos “que caminaba por las paredes”, tal era de libre su espíritu, la luz y el magnetismo que irradiaba su figura, ese halo subyugante que cautivaba a todos quienes le conocieron
30 Dic 2014

 

 

De Federico García Lorca diría uno de sus muchos amigos y admiradores cubanos “que caminaba por las paredes”, tal era de libre su espíritu, la luz y el magnetismo que irradiaba su figura, ese halo subyugante que cautivaba a todos quienes le conocieron.

Así como de fugaz fue el paso por la vida del gran dramaturgo y poeta español, nacido en 1898 en el pueblo de Fuentevaqueros, Andalucía, sería de trascendental su legado artístico e inspirador el ejemplo que ofreció en tanto hombre que supo ser consecuente con el momento histórico que le tocó vivir.

Desde el punto de vista literario no puede relacionársele —y siempre lo negó— con ningún movimiento, por ejemplo, el dadaísmo 1 o surrealismo 2, aunque el máximo exponente de este último en España, en el ámbito de la pintura, Salvador Dalí, fuese su amigo personal, y especialistas en la materia adviertan en la obra lorquiana algunos elementos surrealistas. Pero analizar esta aún constituye un reto para los expertos.

Estrechos vínculos de amistad le unieron con otro famoso andaluz, el músico Manuel de Falla, una víctima del franquismo como lo fuese Federico, y quien murió exiliado en Argentina, en 1946. Con el insigne poeta Juan Ramón Jiménez y el conocido cineasta Luis Buñuel compartió inquietudes desde la época en que era estudiante en Madrid, donde vieron la luz sus primeras producciones en el campo de la poesía y el teatro.

Solo 38 años de edad vivió Lorca. Mas dejó tras de sí piezas teatrales de tanta envergadura como “La casa de Bernarda Alba”, “Bodas de sangre” y “Yerma”, y creaciones poéticas de tal vuelo artístico —recogidas en “Romancero gitano”, “Poema del cante jondo”, “Canciones” y otros libros— que lo ubicarían entre los imprescindibles de la literatura hispanoparlante y universal. Ya en 1933 el éxito de su obra era reconocido en todo el mundo.

Lorca viajó a muchos sitios y entre ellos a Cuba. De su fascinación por la Isla da fe esta frase que aparece en carta a sus padres: “Si yo me pierdo, que me busquen en Andalucía o en Cuba”. En todo cuanto escribió está presente la influencia de su tierra natal.

Precisamente en la provincia andaluza de Granada, adonde llegó tratando de escapar de la persecución de los fascistas, lo apresaron debido a una delación y con la mayor frialdad fue bajado del camión en que iba conducido y asesinado en algún sitio perdido de la Sierra Nevada, el 19 de agosto de 1936. No pertenecía a ningún partido político. El único cargo contra él era el de ser un intelectual moderno.

A causa de la aplicación de tan bárbara política, el filósofo y escritor Miguel de Unamuno, por entonces rector de la Universidad de Salamanca, murió también ese año, en calidad de prisionero en su hogar.

Se trataba del mismo fascismo que cobró un millón de vidas durante la propia Guerra Civil española (1936-1939) y millones de ellas a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, extendido a las dictaduras políticas que asolaron América Latina, esa despiadada ideología que llevó a prohibir en Estados Unidos, tras el atentado a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001, el tema “Imagine”, de John Lennon, un canto a la armonía y hermandad entre los seres humanos.

En el poema “Alma ausente”, dedicado a la muerte de un amigo, Lorca escribió: “…Tardará en nacer, si es que nace, un andaluz tan claro, tan rico de aventuras…”. ¡Y qué andaluz más claro y más rico de aventuras ha nacido y nacerá jamás que Federico!

Cuando las balas de los fascistas españoles le abatieron, únicamente pudieron destrozar su cuerpo, porque su voz, una de las más altas del arte de todos los tiempos, sigue vibrando honda, múltiple, vigorosa. Y no solo ha habido, sino que habrá Lorca por siempre.

 

 

Notas:

 

1 Dadaísmo: movimiento artístico y literario iniciado en 1916, que se caracterizó por la ausencia de significación racional en la expresión.2 Surrealismo: movimiento artístico y literario aparecido en los años 20 del siglo pasado, que defendía la renovación de todos los valores culturales, morales y científicos mediante la exaltación de la vida profunda del subconsciente, más allá de la razón.
 

 

 

Artículo relacionado
La inmortalidad de Federico García Lorca
Joven pintor cubano homenajeará a Lorca en España

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.