Se encuentra usted aquí

Del mundo

El maldito Bukowski
Autor de 27 libros de apasionados poemas; causante de un centenar de escándalos vinculados a su vida pública y privada, y famoso por susnarraciones, Charles Bukowski constituye un polémico genio de la literatura universal y resalta entre las figuras centrales del realismo sucio norteamericano
29 Ene 2015

 

 

“No tengo idea de lo que voy a escribir cuando me siento a la máquina. Nunca me ha gustado el trabajo arduo. Y planificar, lo es. Prefiero que salga del aire o de algún lugar situado detrás de mi oído izquierdo. He descubierto que me encuentro en un estado como de trance cuando escribo. A veces entra mi esposa cuando estoy escribiendo y grito. No porque la obra sea tan valiosa, o porque yo sea valioso, sino porque me despierto asustado”

                                                                                                                                   Charles Bukowski

 

Autor de 27 libros de apasionados poemas; causante de un centenar de escándalos vinculados a su vida pública y privada, y famoso por narraciones como “Música de cañerías”, “Erecciones, eyaculaciones y exhibiciones”, “Se busca una mujer”, o las ordinarias declaraciones del libro-entrevista “Lo que más me gusta es rascarme los sobacos”, Charles Bukowski constituye un polémico genio de la literatura universal y resalta entre las figuras centrales del realismo sucio norteamericano.

Este creador fue capaz de retratar en sus obras toda la gama de personajes estrafalarios y marginales existentes en las sociedades actuales: prostitutas, alcohólicos, vagos, buscavidas, jugadores arruinados y bravucones que circulan como sonámbulos o pícaros por ciudades que los rechazan.

Esos mismos personajes y las más controvertidas situaciones que ellos generan, pasan a formar parte de los argumentos en sus libros, relatos y poesías, estas últimas, igualmente escritas a modo de versos rudos, escasamente líricos, pero de mensajes claros y ásperos, pese a que en ocasiones afloran sentimientos y hasta estados de felicidad.

La vida llevada a la literatura
El elemento autobiográfico representa sin tapujos el fondo aglutinador del conjunto dramático en la obra de Bukowski, quien se empeña en magnificar, incluso con recursos cómicos, su condición de bebedor y mujeriego empedernido, de habitante de submundos relacionados con sus numerosos empleos y ambientes deportivos como el de las carreras de caballos, el boxeo o el béisbol.

Mientras, los relatos ofrecen narraciones descriptivas de las realidades degradadas (incluso las novelas no son más que secuencias de cuentos breves unificados por un yo cronista), reflejo de la monstruosidad de ciertos ámbitos de las ciudades norteamericanas, especialmente Los Ángeles.

 

 

   Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.