Se encuentra usted aquí

Un Martí con las nuevas tecnologías (Final)
29 Ene 2016

 

 

“Una juventud revolucionaria socialmente, que muestre al mundo su espíritu alegre, lleno de vitalidad, su condición humana y ética capaz de vencer los efectos de la crisis humanística que experimenta el mundo moderno; una juventud creadora, no anquilosada, dotada de lealtad reflexiva ante los desafíos que le impone la vida; una juventud que no se canse de buscar, amar, latir fuerte y ser el termómetro de la sociedad donde vive.

”Una juventud que ame a su Patria, con sentido del momento histórico, como las de Mella y Villena, Fidel y la Generación del Centenario; que defienda su identidad, que luche contra la colonización del ser humano en sus más diversas formas, que sea justa”.

¿Cuáles son los principales desafíos que afrontan los métodos de enseñanza del pensamiento martiano en una época como la nuestra?

—Son muchos, sobre todo cuando vivimos en una época tan compleja como la actual, cuando el equilibrio del mundo sigue siendo vacilante y dudoso, donde existe un insostenible orden económico, político y cultural impuesto al mundo, donde están muy arraigadas la cultura del “tener”, la exaltación por lo material, la banalidad y la dominación de las mentes humanas con propuestas enajenantes y colonizadoras.

“Un reto es que nuestros métodos de enseñanza en sentido general, y particularmente del pensamiento martiano —si atendemos a que Martí es un antídoto para toda la barbarie que significa no propagar la cultura en estos tiempos—, han de adecuarse al momento presente sin que dicho ajuste merme la esencia que nos distingue. Ha de promoverse el método electivo en la enseñanza. Muchas veces olvidamos que ahí está el fundamento de la escuela cubana.

”El pensamiento martiano ha de enseñarse sin prejuicios ni limitaciones. Hay que mostrar a un Martí verdadero, humano, aunque ello parezca un pleonasmo, sin encuadrarlo o presentarlo bajo conceptos preelaborados. Su enseñanza tiene hoy que estar a tono con las nuevas tecnologías; hay que colocar a Martí en las redes sociales, con frescura, con el atractivo que necesita la juventud, y enseñar el método que nos permita descubrirlo por nosotros mismos, el Martí que luego llevaremos dentro”.

—¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para estudiar y enseñar a Martí?

—Su humanismo, esa condición humana que lo eleva y a la vez lo acerca sobremanera a nosotros. El Apóstol fue un hombre de su tiempo, que nos dejó importantes lecciones. Conocerlo no puede ser una quimera, no es algo inalcanzable, no es asunto del pasado ni del futuro que nunca llega.

“Conocerlo es una decisión que pasa por el amor, por las ansias de ser útil, por la dulzura de un abrazo entre amigos, por el beso de la mujer de quien estamos enamorados, por la urgencia de salvar la humanidad. En Martí encontramos un camino; él nos conduce si permitirnos ser conducidos por el sendero del conocimiento, de la cultura de hacer como la mejor manera de decir, por la utilidad de la virtud”.

 

 

(Tomado de www. http://www.cubahora.cu)

 

Volver

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.