Se encuentra usted aquí

Historia

El Mayor cabalga eternamente por la Historia
El patriota cubano Ignacio Agramonte y Loynaz, conocido como El Mayor, fue uno de los líderes más sobresalientes de la Guerra de los Diez Años. Por sus altas dotes morales y sus condiciones revolucionarias, vivió y murió cubierto de gloria
20 Jul 2014

 

 

Ignacio Agramonte y Loynaz nació en la calle de La Soledad número 5, en Puerto Príncipe, actual Camagüey, el 23 de diciembre de 1841, en el seno de una familia adinerada. En Barcelona, España, cursó Latinidad y Humanidades; y Filosofía. En la Universidad de La Habana estudió Derecho Civil y Canónigo. En 1867 se vinculó con la fundación de la logia Tínima, creada con fines conspirativos. Ejerciendo como abogado, aprobó todas las asignaturas del doctorado, pero no llegó a graduarse.

Se unió a los patriotas que, dirigidos por Carlos Manuel de Céspedes, se sublevaron contra el dominio español. Meses antes contrajo matrimonio con Amalia Simoni, con quien tuvo sus dos hijos: Ernesto, nacido en la manigua, y Herminia, a la que no conoció. Su arrojo y dotes combativas le valieron el nombramiento de Comandante en Jefe de las fuerzas del distrito camagüeyano. Se cubrió de gloria en los combates de Bagá, Sabana Nueva y Asiento.

Es muy conocida la literatura epistolar que dirigió al amor de su vida. Un fragmento de la carta escrita el primero de julio de 1871, lo demuestra: "Idolatrada esposa mía: Mi pensamiento más constante en medio de tantos afanes es el de tu amor y el de mis hijos. Pensando en ti, bien mío, paso mis horas mejores, y toda mi dicha futura la cifro en volver a tu lado después de libre Cuba…”

En la reunión celebrada en el paradero de Las Minas, Agramonte se enfrenta a la propuesta del caudillo Napoleón Arango, acerca de un acuerdo con la metrópoli basado en reformas políticas. Al respecto expresó: “Acaben de una vez los cabildeos, las torpes dilaciones, las demandas que humillan: Cuba no tiene más camino que conquistar su redención, arrancándosela a España por la fuerza de las armas."

Era miembro del Comité Revolucionario de Camagüey cuando éste se convirtió en la Asamblea de Representantes del Centro, la cual declaró terminantemente abolida la esclavitud. Como delegado a la Asamblea de Guáimaro, estuvo entre los que proclamaron la Constitución de la República en Armas, representando la tendencia más democrática dentro de la Revolución.

Redactó, junto a Antonio Zambrana, el texto constitucional que, con ligeras enmiendas, fue aprobado. Ambos fueron nombrados secretarios de la Cámara de Representantes; pero Ignacio abandona las tareas legislativas para dedicarse por entero a la lucha armada. Sus victorias le valieron el grado de Mayor General. Por discrepancias con el presidente de la República en Armas renuncia a la jefatura de la división de Camagüey, responsabilidad que vuelve a asumir a petición del propio Céspedes, y en aras de la causa independentista.

La temible caballería de Agramonte contribuyó a superar el regionalismo de los primeros años de la Revolución, que limitó la capacidad combativa de los mambises en la provincia de Camagüey. Con su gran autoridad y dotes organizativas, protagonizó uno de los más heroicos hechos de la Historia de Cuba: el rescate, con solo 35 jinetes, del brigadier Julio Sanguily, quien era conducido prisionero por una tropa de 120 españoles.

Murió en acción de guerra, en el combate del potrero de Jimaguayú, provincia de Camagüey, el 11 de mayo de 1873. Los colonialistas llevaron el cadáver a su ciudad natal y lo expusieron en el Hospital de San Juan de Dios. Al día siguiente fue incinerado, y las cenizas de El Mayor fueron esparcidas para cabalgar por siempre en la Historia de Cuba.

 

 

Artículos relacionados
Un diamante con alma de beso
Ignacio Agramonte y Loynaz
Agramonte dejó asegurada la revolución
Ejemplo de vida
¡A la carga, muchachos, que la victoria es nuestra!

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.