Se encuentra usted aquí

Historia

Mella, el más auténtico líder estudiantil (Final)
25 Jul 2014

 

Colaboró en los periódicos "Cuba Libre", "El Libertador", "Tren Blindado", "El Machete" y "Boletín del Torcedor" (este último de La Habana). Pronunció conferencias y publicó críticas sobre el muralismo mexicano.

En febrero de 1927, Mella asistió al Congreso Mundial contra la opresión colonial y el imperialismo, celebrado en Bruselas, donde contactó con luchadores anticolonialistas de 37 países y 137 organizaciones progresistas.

Bajo su conducción, los latinoamericanos hicieron en el evento un importante aporte al pensamiento revolucionario de la época, al denunciar las dictaduras criminales que apuntalaban los monopolios norteamericanos y desenmascarar la Unión Panamericana como instrumento de la expansión estadounidense.

Participó luego en la Liga Campesina Nacional de México, y miembro del Comité Central del Partido Comunista de ese país, luchó por la reforma agraria, la nacionalización del petróleo y en las huelgas de los mineros.

Realizó, además, una constante labor de apoyo material y solidaria a la causa del pueblo nicaragüense que, comandada por Augusto César Sandino, resistía la invasión yanqui. También apoyó las labores conspirativas de los revolucionarios venezolanos que se preparaban para la lucha armada contra la dictadura proimperialista.

Viajó a Moscú, donde asistió al Congreso de la Internacional Sindical Roja. Fundó varias organizaciones antiimperialistas, estudiantiles y campesinas, como la Asociación de los Nuevos Emigrados Revolucionarios Cubanos, (ANERC), en 1927, vehículo idóneo de realización en las condiciones de la lucha antimachadista.

Conoció en 1928 a la fotógrafa y luchadora revolucionaria italiana Tina Modotti, vinculada afectivamente al pintor mexicano Xavier Guerrero. Ambos participaron en el comité en apoyo a los anarquistas italiano Sacco y Vanzetti, así como en otras actividades como las del periódico comunista “El Machete” en el que escribía Julio.

Entre Tina y Julio Antonio surgió la atracción sexual, y tras la ruptura de ella con Guerrero, comenzó una relación que solo duró cuatro meses, por la muerte de Mella.

Andaban del brazo cuando sus asesinos lo liquidaron a balazos. El joven lo había vaticinado antes de salir de Cuba: “No le tengo ni un ápice de miedo a la muerte, lo único que siento es que me van a asesinar por la espalda”.

Expulsada de suelo mexicano, Tina fue acusada incluso de conspiraciones contra políticos mexicanos, por lo que fue deportada a Alemania.

Mella iba a cumplir 26 años cuando murió el 10 de enero de 1929, por órdenes de Gerardo Machado, el dictador de turno en la entonces neocolonia cubana. Se encontraba inmerso en preparar la expedición que lo llevaría desde México hacia Cuba para incorporarse a la lucha armada.

Sus últimas palabras fueron: “Machado me mandó a matar… Muero por la Revolución…”. Sus cenizas fueron trasladadas a Cuba, el 29 de septiembre de 1933.
 

(1) (Veracruz 1853-1928), fue un poeta mexicano precursor del modernismo.

 

Artículos relacionados
Un modelo de joven comunista
Julio Antonio Mella, visión de una leyenda

 

Volver

 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.