Se encuentra usted aquí

Vida estudiantil

Mi mayor deseo es ser un científico cubano
Para el joven estudiante espirituano Marcos Rafael Conde González, la Química se ha convertido en su eterna amante, y a ella ha destinado muchas horas de estudio, paciencia y consagración
31 Mayo 2015

 

 

Tal vez, como parte de esa suerte de sustancias químicas que componen el cuerpo humano, donde moléculas y átomos interactúan incluso para formar nuestros gustos, algunos desarrollamos cierta fascinación por estudiar las reacciones de la materia viva.

O, simplemente heredamos de antaño el deseo de descubrir los secretos de la alquimia, que llevó a tantos hombres a soñar con la transformación de metales en oro.

Quizá por esas razones, subjetivas o no, qué más da ahora, para el joven estudiante espirituano Marcos Rafael Conde González la Química se ha convertido en su eterna amante, y a ella ha destinado muchas horas de estudio, paciencia y consagración.

Sin embargo, el talento ha tenido recompensa: como concursante de esta asignatura ha obtenido desde décimo grado dos medallas de plata en la preselección nacional.

Este futuro investigador, que hoy solo tiene dieciocho años de edad, alcanzó para Cuba medalla de oro en la XVIII Olimpiada Iberoamericana de Química 2014, celebrada en Uruguay, a donde asistieron representantes de 17 naciones.

Por ese resultado, Conde González, alumno del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Eusebio Olivera, de Sancti Spíritus, pudo optar por la Licenciatura en Química de manera directa, sin necesidad de realizar las pruebas de ingreso a la enseñanza superior.

¿Cómo fue el nivel de preparación recibido en la isla para este certamen internacional, y de qué manera lo asumió Marcos Rafael? 

“Después de que se seleccionan las mejores notas a nivel de país, se conforma un equipo que es sometido a una intensa preparación en el Centro Nacional de Entrenamiento (IPVCE Vladimir I. Lenin) en La Habana.  A partir de ahí, se realizan exámenes constantes con vistas a elegir los cuatro estudiantes que participarán en el evento mundial.

“El programa está diseñado según los requisitos exigidos, y los entrenadores imparten los contenidos que no están recogidos en los tres años del preuniversitario, puesto que abarcan Química General, Análisis Químico, Química Orgánica e Inorgánica.

“Esta instrucción comienza a finales de abril o principios de mayo y se extiende hasta la fecha de la competición, en este caso, octubre. 

“Aunque algunos no asistan al concurso internacional, recibir un adiestramiento con profesores de experiencia, bibliografía especializada y acceso priorizado a laboratorios resulta una satisfacción personal, además de sentir que tenemos un objetivo en común: dar lo mejor de nosotros.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.