Se encuentra usted aquí

Arte

La música de Mozart renace en La Habana
El Lyceum Mozartiano de La Habana, ubicado en el Oratorio San Felipe Neri, en el Centro Histórico, es la entidad responsable de difundir toda la obra del genial compositor en Cuba
17 Mar 2016

 

 

Con frecuencia nos referimos a genios de la cultura universal y al legado que representa su obra para la humanidad. Sin embargo, muchas veces no se está realmente familiarizado con su obra y la falta de conocimiento crea juicios anticipados que conducen al rechazo.

La noción sobre la genialidad de Wolfgang Amadeus Mozart está presente en Cuba. Es citado no solo por los artistas, sino también a nivel popular como ejemplo de esfuerzo por ser mejor. No obstante, las nuevas generaciones crecen alejadas de su obra; quizás la ven como aquellas melodías olvidadas, propias de los abuelos o las personas más aburridas.

Una buena parte de los jóvenes cubanos no está habituada a escuchar música de concierto, tal vez no solo por un problema de gusto, sino de desconocimiento.

Dentro de los medios, la emisora CMBF Radio Musical Nacional y el programa televisivo ¡Bravo! desarrollan una meritoria labor divulgativa de la música clásica, y dentro de ella la de Mozart. Pero el Lyceum Mozartiano de La Habana, ubicado en el Oratorio San Felipe Neri, en el Centro Histórico, es la entidad responsable de difundir toda esta obra en Cuba, pues en ella se puede encontrar libros, audiciones y videos sobre quien fuera uno de los más célebres niños prodigios en la historia del arte.

El gran concierto que se realiza cada 27 de enero con motivo del aniversario del natalicio de Wolfgang Amadeus y la fundación del Lyceum, es la ocasión perfecta para acercarse al acervo cultural que nos propone cada una de las piezas interpretadas por la orquesta sinfónica del centro, integrada por estudiantes del Instituto Superior de Arte (ISA), el Conservatorio Amadeo Roldán y otras instituciones.

El apoyo mutuo entre profesores cubanos y los enviados desde Viena ha permitido elevar el nivel y la calidad de la agrupación. Luego de recorrer el mundo, las partituras de Mozart hoy tienen su sitio en las manos de músicos cubanos.

El reconocido pianista Ulises Hernández, director artístico del Lyceum y jefe de la Cátedra de Piano del ISA, afirma que las composiciones del autor de “Las bodas de Fígaro” son importantes no solo por su calidad, sino también por los elementos técnicos que brindan para aprender a tocar y a realizar buena música.

”Sus obras están tan bien escritas que se convierten en un material importante dentro de la docencia, y por ello las escuelas de música atesoran todas las piezas de este compositor. Pueden ser muy complicadas para un pianista, pero a la vez resultan tan hermosas que te invitan a tocarlas, no solo para su estudio sino también para el disfrute”, destaca.

El Lyceum Mozartiano brinda una gran oportunidad para el talento de jóvenes músicos cubanos. Cada una de sus celebraciones es una forma de unir a intérpretes de diferentes generaciones que dan vida a las melodías del maestro vienés. Su labor resulta, sin duda, un relevante aporte al disfrute y acercamiento en Cuba a la obra de ese genio absoluto e irrepetible.

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.