Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

Océanos ardientes
El efecto invernadero, además de incrementar la temperatura a nivel global, ha provocado que los mares se acidifiquen, hecho que los científicos y ecologistas observan y estudian con cada vez mayor preocupación

Por

Por: 
7 Dic 2015

Otros trabajos del autor

 

¨

Para nadie resulta un secreto que el equilibrio biológico es una frágil cadena, sostenida con la proporción exacta de cada uno de los animales que intervienen desde su base hasta la cima alimentaria.

Variar la cantidad de unos provoca el decrecimiento de otros y por eso el estudio de los océanos, su composición, es de vital importancia en nuestros días.

Los mares brindan casi treinta por ciento del alimento que se consume a nivel global. Si su sobrexplotación ha sido un llamado de alerta desde hace más de dos décadas, ahora se le suma el cambio del pH de los océanos, una acidificación debido a las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y a que buena parte de este compuesto químico termina en las aguas.

¿Cómo serán los océanos del futuro? ¿Qué peces vivirán en ellos, que relación existirá? ¿Afectará la cadena alimenticia? Estas son solo algunas de las preguntas que intentan responder los científicos en la actualidad.

Agua carbonatada
Al comienzo de este siglo XXI los laboratorios oceánicos de diversas partes del mundo comenzaron a notar la acidificación de las aguas.

Datos recogidos desde el siglo XIX demuestran que el contenido de dióxido de carbono en la atmosfera ha aumentado desde 280 hasta más de 400 partes por millón en el porcentaje del volumen, cantidad que pudiera ser mucho mayor si los océanos no hubiesen absorbido alrededor de un tercio de la cantidad de este gas que la Humanidad ha emitido.

Esta es la causa de su acidificación. El valor del pH (la escala que mide los valores ácidos o alcalinos) ha descendido en una décima.

¿Vale alarmarse por una cantidad mínima de esta variación? Pues sí, esta escala varía de forma algorítmica, por lo que esa pequeña diferencia de 0,1 representa un aumento de la concentración de ácido ¡de veintiséis por ciento!

Para los expertos es todo un problema pues, según estimados, si la Humanidad continúa quemando combustibles fósiles al ritmo actual, para el año 2100 la concentración de ácido en los mares se triplicará. Aumento drástico que cambiará los océanos tal y como los conocemos hoy en día.

Pequeños gigantes
El fitoplancton está al inicio de la cadena trófica marina. Estos minúsculos seres son el inicio de la cadena alimentaria y, además, liberan a través de la fotosíntesis, inmensos volúmenes de oxígeno. Son los encargados de mantener las aguas ricas y saludables y, también, son los primeros perjudicados por los cambios producidos.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.