Se encuentra usted aquí

Del mundo

Origami: recuerdo de un arte milenario
Los origamis están presentes en nuestra vida diaria sin siquiera notarlos. Barcos, cometas o picúas y abanicos, todos confeccionados solamente de papel, nos acompañan desde las edades más tempranas, pues forman, incluso, parte de la educación primaria
26 Jun 2016

 

 

Los origamis están presentes en nuestra vida diaria sin siquiera notarlos. Barcos, cometas o picúas y abanicos, todos confeccionados solamente de papel, nos acompañan desde las edades más tempranas, pues forman, incluso, parte de la educación primaria.

Hoy te mostramos cómo obtener una flor, de manera muy simple, que puedes elaborar para regalar a alguien especial cuando te encuentres en situaciones con pocos recursos. También haremos un breve repaso de este arte milenario, iniciado en China alrededor del siglo I o II d. n. e., y perfeccionado y difundido en Japón a partir de la V centuria.

Los origamis consisten en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento, con el fin de obtener figuras variadas, muchas de las cuales podrían considerarse esculturas.

Según la Real Academia de la Lengua Española, en nuestro idioma esta técnica se denomina papiroflexia o cocotología; sin embargo, dichos términos no están muy extendidos fuera de la nación ibérica, pues la mayoría de los países de habla hispana sigue usando el término nipón.

La particularidad de los origamis consiste en la transformación del papel en formas que pueden ir desde sencillos modelos hasta plegados de gran complejidad, partiendo de una base inicial cuadrada o rectangular. En el origami se modela el medio que nos rodea, como la fauna, la flora, la vida urbana, las herramientas de nuestra cotidianidad, y hasta animales mitológicos.

El origen de la palabra procede de los vocablos japoneses ori (doblar) y kami (papel), terminación que pronto se transformó en gami, mientras su ejercicio se ha desarrollado con mucha rapidez desde finales de los años 60 del pasado siglo XX hasta nuestros días. Según los expertos, ahora estamos en el momento histórico más importante de la papiroflexia, porque se han descubierto y popularizado nuevas técnicas de diseño, beneficiados en la era digital.

La mayoría de las personas conoce el origami por los barcos o aviones, modelos que surgieron en siglos pasados cuando varios estudiosos intentaron hacer figuras fáciles y baratas que flotaran o volasen, o por lo menos se mantuvieran en el aire. El objetivo se cumplió con gran éxito, y hasta la fecha es transmitido de padres a hijos. Pero, más que un entretenimiento, debemos mencionar el deseo del hombre por dominar el planeta, y en su afán buscó todos los medios para lograrlo.

Esos prototipos sirvieron para  los  estudios detallados del comportamiento del viento, la influencia del peso en la flotabilidad y otros muchos factores que ayudaron a mejorar las técnicas de aviación o navales, todo un sinfín de operaciones de ingeniería en torno a un simple juguete de papel.

Si quieres profundizar sobre este arte, puedes buscar libros especializados en los que aparecen numerosos métodos y modelos de confección, algunos de elevada complejidad.

Y si tienes paciencia y dedicación, quizá llegues, incluso, a construir el tuyo propio.

 

Pasos para confeccionar un origami

 

 

Fuente:
 

Origami, colección de 300 modelos

 

 

Artículo relacionado
Un carpintero de papel

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.