Presentan Cuentos del arañero en Festival de la Juventud progresista
Texto de Hugo Chávez convoca a jóvenes en 18 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes
28 Ene 2016

 

Una inédita imagen del desaparecido presidente venezolano Hugo Chávez, que lo redimensiona como ser humano, político y social, ofrece Cuentos del arañero (Editora Política, Cuba, 2013), volumen que recoge pasajes íntimos de su vida, esta vez desde su puño y letra, presentado en el marco del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en Ecuador .

El lanzamiento desató sentidas expresiones de respaldo y recordación al pensamiento y accionar del líder, símbolo, al parecer, enraizado, a menos de un año de su imprevista desaparición, en el imaginario popular de Latinoamérica.

La contundencia y coherencia de su propuesta de gobierno, cuyo despegue se identifica con el arranque de la Revolución Bolivariana, lo atestigua el favor que le dispensara su pueblo durante casi 14 años y unos 19 comicios electorales, circunstancia destacada durante los debates, que presidieron miembros del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, Basilio Gutiérrez, consejero de la embajada de Cuba en Ecuador  y el investigador cubano, Abel Enrique González Santamaría, licenciado en derecho y master en Relaciones Internacionales.

"Con Chávez comenzaron todas las transformaciones sociales de avanzada, no solo en Venezuela sino en el continente. Ello atestigua el alcance humano de su discurso. Lo manifestó  en sus intercambios con niños, con gente de pueblo y, más que todo, el hecho de haber sacado de la pobreza a más de dos millones de venezolanos", aseveró Santamaría.

"Cuentos del arañero, no son más que los sueños de Chávez, el desborde de su imaginación, contados por el mismo", agregó.

En otro sentido, los participantes mencionaron la víspera la capacidad de Chávez para el estudio del legado de los grandes próceres de la independencia del continente, lo cual deja a las nuevas generaciones un ejemplo de perseverancia y autosuperación inestimable.

El intercambio tuvo su punto de efervescencia con la proyección del documental Nuestra América cambia para siempre, del realizador cubano Roberto Chile, que muestra la entrañable relación de Chávez y Fidel, a partir del rastreo de momentos de altísima emotividad compartidos por ambos.

Minutos después uno de los más destacados egresados de la enseñanza artística cubana en el último año, el joven Andy Rual,  ofrendó su maestría al piano mientras alguien del público, al margen del ornato y la compostura, espetó un enardecido: "Viva Chávez, carajo".

Artículo relacionado  
Festivales Mundiales de la Juventud y los Estudiantes
 

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.