Se encuentra usted aquí

Ciencia y tecnología

Primera operación cesárea en Cuba
Aunque se reconoce el 3 de julio de 1906 como fecha de la primera operación cesárea en gemelos, en el Hospital General de Guanabacoa, lo cierto es que ya en febrero de 1901 el doctor Enrique Fortún la había realizado en el Hospital No.1 de La Habana

Por

29 Ene 2016

 

 

Aunque se reconoce el 3 de julio de 1906 como fecha de la primera operación cesárea en gemelos, en el Hospital General de Guanabacoa, lo cierto es que ya en febrero de 1901 el doctor Enrique Fortún la había realizado en el Hospital No. 1 de La Habana.

En honor al médico y a la ocasión, los padres de la criatura la nombraron Fortuna Cesárea Enriqueta, y a su bautismo asistió la fiel colaboradora de Martí en la emigración, Carmen Miyares, junto a sus hijos María y Carmen Mantilla.

Al frente de la institución, llamada entonces Clínica de partos, estaba la doctora Teresa Mederos, pionera entre las comadronas facultativas, quien participó también en esa primera cesárea.

Las dos operaciones mencionadas constituyen valiosos aportes a la cirugía en Cuba. De pronóstico reservado, en la primera efectuada en Guanabacoa la gestante presentaba evidentes signos de desnutrición, una severa escoliosis y grave estrechez pelviana.

Frente a un embarazo gemelar, el doctor Gabriel Cubría Puig decidió practicar una cesárea, la primera de ese tipo en el país. Así nacieron Ángela Virginia y Máximo Gabriel Riera Rodríguez, hijos de Ángela y Ramón, modestos residentes guanabacoenses.

Las indicaciones de esta cirugía y los métodos de elección en los comienzos del siglo XX requerían que no hubiera infección amniótica, ya que todo acontecía en la época anterior a la penicilina, en la que el médico solo poseía las sulfas (1930) en su arsenal antimicrobiano, y las sabias recomendaciones de Pasteur y Lister en la asepsia y antisepsia pre y trans-operatorias.

Posteriormente, se ampliaron las indicaciones de esta intervención y se modificaron las técnicas clásicas.

Entre 1930 y 1941, brillantes obstetras cubanos descubrieron técnicas que trataban de aislar el abdomen del contenido uterino, que se sabía séptico. En este período se destacaron los doctores García-Marruz y Vilalta (1933), así como Ramírez Olivella y Ortiz Pérez (1941).

En la segunda mitad del pasado siglo, la confianza en la antibiótico-terapia y las modernas técnicas anestésicas desencadenó una enorme lista de indicaciones para justificar esta intervención quirúrgica, que actualmente es la más frecuente del mundo.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.