Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Los primeros
Era el 30 de junio de 2015. Entre sequías y diluvios, goles y batazos; entre conflictos y reconciliaciones y otro montón de alegrías y miserias humanas, la noticia se abría paso dentro del convulso mundo informativo: Cuba se convertía en el primer país del orbe en eliminar la transmisión materno-infantil de sífilis y VIH/sida

Por

Por: 
7 Dic 2015

 

 

Era el 30 de junio de 2015. Entre sequías y diluvios, goles y batazos; entre conflictos y reconciliaciones y otro montón de alegrías y miserias humanas, la noticia se abría paso dentro del convulso mundo informativo: Cuba se convertía en el primer país del orbe en eliminar la transmisión materno-infantil de sífilis y VIH/sida.

La comunidad médica y científica del planeta batía palmas y nuevamente volvía su mirada y reconocimientos hacia nuestra Isla. Por acá, en cada provincia y municipio, una parte del personal de salud, investigativo, de decisores, de gente dedicada voluntariamente a prevenir y cuidar de los estragos causados por las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), experimentaba un orgullo y satisfacción incomparables. 

Sin embargo, el hecho no sorprendía a muchos cubanos, e incluso pasaba inadvertido para algunos otros. 

“Mira, aunque sea una cosa meritoria, para mí no fue una sorpresa —afirma Alejandro, promotor de salud, de veintisiete años—. Es que ningún avance o resultado médico que muestre Cuba me asombra, por el contrario”.

“En mi escuela la profe de Biología comentó algo, pero realmente la mayoría del aula desconocía del tema. Creo que es porque ya uno está habituado a que tengamos buenos resultados en la salud”, ratifica Jennifer, estudiante de preuniversitario desde sus dieciocho años.

Así, escuchando los criterios de diferentes grupos etáreos, se engrosó el número de personas que no comprendían la magnitud de tal distinción.

“No sabía que habíamos logrado eso, pero creo que es algo muy importante”, manifiesta Andy, alumno de técnico de nivel medio en Electromedicina, e igualmente piensan sus compañeros y algunos vecinos del capitalino municipio de 10 de Octubre.

“Creo que muchos escucharon y hasta disfrutaron con la noticia, lo que sucede es que tal vez, no todos comprenden el significado de que seamos los primeros en lograr este objetivo”, reflexiona, Alain profesor de preuniversitario. 

“Por otro lado, puede que también no se entienda que al llegar a esa meta estaremos ahorrando costosos tratamientos y curas, porque disminuyen los afectados; pero sobre todo, evitará el sufrimiento que sienten quienes se contagian con una de esas ITS, más si es el caso de una madre hacia su hijo, porque ninguna mujer quiere dejar esa herencia. Si se maneja y comprende así, creo que la gente valorará en su justa medida qué significa este premio para Cuba”.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.