Se encuentra usted aquí

Arte

Rafaela de Cuba
No pocas y notorias son las poetisas que han visto la luz en suelocubano, y que con su sensibilidad y lirismo han realzado la literatura nacional. Hoy rendimos merecido reconocimiento a todas ellas rememorando a quien fuera calificada como una voz que enriquece la poesía cubana con sus aportes muy personales: Rafaela Chacón Nardi.

Por

Foto

Foto: 
31 Oct 2014

 

 

No pocas y notorias son las poetisas que han visto la luz en suelo cubano, y que con su sensibilidad y lirismo han realzado la literatura nacional. Hoy queremos rendir merecido reconocimiento a todas ellas rememorando algunas facetas de la actividad literaria de quien fuera calificada, desde muy temprano, como una voz que enriquece la poesía cubana con sus aportes muy personales: Rafaela Chacón Nardi.

La autora de poemarios como el magistral “Viaje el sueño”, reeditado en 1957; “De rocío y de humo” y “Una mujer desde su isla canta”, empezó a escribir versos a los siete años, pero en la adolescencia fue que se fortaleció su necesidad de expresarse. No le resultó fácil la lucha entre su vocación literaria y su carrera de maestra, pero supo conjugarlas sabiamente.

Rafaela Chacón Nardi recibió, en 1948, el reconocimiento de quien tres años antes había merecido el Premio Nobel de Literatura: la chilena Gabriela Mistral. La también pedagoga le escribió a Rafaela sobre “Viaje al sueño”: “Su libro es el mejor de poemas femeninos que me ha llegado en años”. Y agregaba: “Dos lecturas, las dos llenas de gracia. Le estoy por ellas reconocida. Me place que tengamos dos oficios comunes, Rafaela de Cuba”.

Pero la prolífica escritora no sólo compuso versos, sino también realizó una fructífera labor como pedagoga. En 1971 fundó, con el auspicio de la UNESCO, el Grupo de Expresión Creadora y, a instancias de ese organismo de Naiciones Unidas, dirigió en Cuba los Clubes de Promoción de Lectura, de gran significación para la formación de adolescentes ciegos y débiles visuales.

 Rafaela organizó también organizó talleres infantiles para el estudio de la obra de José Martí, mientras los incentivaba en la práctica y conocimientos de las diferentes manifestaciones del arte, por considerar esto parte insoslayable en la formación de niños y jóvenes.

Esta poetisa habanera, cuya obra mereció los elogios de figuras cimeras de la literatura cubana como Nicolás Guillén y Mirta Aguirre, falleció el 11 de marzo de 2001.

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.