Se encuentra usted aquí

Cuba joven

“Se nos fue de las manos”
Daniela tiene 15 años, está en 10º. grado, y ya se escucha el comentario: “Se nos fue de las manos”. Su mamá trabaja para darle todos los gustos, su abuelita la malcría bastante y el papá, ya con nueva familia, no tiene mucho tiempo

Por

16 Jul 2015

Otros trabajos del autor

 

Daniela tiene 15 años, está en 10º. grado, y ya se escucha el comentario: “Se nos fue de las manos”. Su mamá trabaja para darle todos los gustos, su abuelita la malcría bastante y el papá, ya con nueva familia, no tiene mucho tiempo.

Daniela es una adolescente con muchas inquietudes, a veces sin respuestas, y en la mayoría de las ocasiones la influencia del grupo es muy potente para decidir una acción.

Decía José Martí: “Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive: es ponerlo a nivel de su tiempo, para que flote sobre él, y no debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida”.

En ocasiones, algunos padres creen que los hijos lo merecen todo por el mero hecho de que son excelentes estudiantes y mantienen una buena disciplina en la escuela, sin fijar límites entre satisfacer caprichos y mostrar verdaderos valores. Es por ello que ante alguna falla comunicacional, suelan preguntarse: “¿Qué hicimos mal?”.

Los padres no pueden exigir virtudes y cualidades a sus hijos, sino simplemente orientarlos, esclarecer sus dudas y brindarles confianza.

Daniela tiene hoy sus  interrogantes ante fenómenos tan naturales como el amor o el sexo. Siente el temor de quien comete una falta, porque nadie habla de eso. Por tal razón, busca respuestas en sus amigas, algunas quizá  con menos comunicación y orientación que ella misma;  pero así funciona el ciclo dentro del grupo.

Cada historia ajena que llega a sus oídos es un zumbido de inquietud o de esperanza, tras lo cual comienza a imitar patrones que, tal vez, no son los más  apropiados. Lo ideal sería conversar con sus padres.

En su casa no aceptan que el primer enamorado de Daniela sea un joven cuatro años mayor que ella. Aunque vive en la cuadra y reconocen que es buena persona, no lo creen suficiente para la “niña”; tiene más edad, más calle,  más experiencia y no paran de preguntarse cuáles serán sus verdaderas intenciones.

Para Daniela, ahora el amor es ciego y encuentra a su paso prohibiciones en vez de conversación y acercamiento. Comienza la rebeldía, miente, asume una posición hipócrita. No es ni el primer caso, ni se puede culpar a estos tiempos de tolerancia y libertad.

La educación siempre será la misma, y como Daniela hubo y hay muchas. La adolescencia constituye una etapa calificada por los especialistas como un período de cambios no solo físicos, sino también biológicos y psicológicos. Es deseo de crecer rápidamente.

El llegar a acuerdos cuando conviven en un mismo seno más de una generación, es casi siempre motivo de discrepancia, porque diferentes hábitos y costumbres influyen en el proceder diario.

La educación es tarea difícil, y se fomenta con buenos  ejemplos desde edades tempranas. Es como un árbol que hay que regar, podar correctamente, depurar de malas yerbas, para que la planta crezca sana  y bella.

Es respeto, y no solo es importante el ejemplo de los padres, sino también la disposición de los hijos, porque antes de asumir la postura de Daniela —con razón o sin ella—, un clima comunicativo rompería más barreras que una actitud irresponsable.

 

Artículos relacionados
Más de millón y medio de cubanos son adolescentes
Preocupa agresión psicológica a los adolescentes
Desentrañando la adolescencia
¿Cómo son nuestros adolescentes?

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.