Se encuentra usted aquí

Arte

Virgilio Piñera
El teatro en persona (Cont.)
4 Feb 2017

 

 

Mientras Falsa alarma, publicada en la revista Orígenes, en 1949, ha sido reconocida como la primera obra del denominado “teatro del absurdo” en Hispanoamérica, antecedente incluso de La Soprano Calva (La Cantatrice Chauve, de 1950) del rumano-francés Eugéne Ionesco, uno de los cuatro escritores que definió ese movimiento literario junto a Samuel Beckett, Arthur Adamov y Jean Genet.

Piñera no solo fue capaz de escribir poesía, cuento, teatro y ensayo, sino que también incursionó en la traducción, donde se destacó al verter a la lengua de Cervantes textos del francés Jean Giono y su compatriota Charles Baudelaire, así como del novelista y dramaturgo polaco Witold Gombrowicz, entre muchos otros.

Vida extensa e intensa
Como bien asegura el refrán, “de casta le viene al galgo”: Piñera nació en la Atenas de Cuba, Matanzas, en la región de Cárdenas, en 1912, pero muy joven se trasladó a vivir a la capital del país, donde estudió y se tituló como doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de La Habana.

Junto a otros colegas fundó en 1935 la Hermandad de Jóvenes Cubanos, una organización que pretendía difundir la cultura y entre cuyas tareas estuvo la presentación en Camagüey del grupo Teatro de Arte La Cueva, de la capital.

A partir de entonces comenzó a perfilarse su vocación como escritor, pues para esta fecha creó sus primeros poemas significativos, que luego profundizó y publicó en algunas de las revistas literarias más importantes y exclusivas de entonces.

La antología ”La poesía cubana en 1936”, aparecida ese año y compilada por el escritor español y Premio Nóbel de Literatura Juan Ramón Jiménez, que en ese momento radicaba en la Isla, incluyó el poema “El grito mudo”, de Piñera, y un año más tarde logró insertar su primer poemario “Las furias” en los Cuadernos Espuela de Plata, una suerte de revista elitista, en el mejor sentido de la palabra, dirigida por el poeta y escritor José Lezama Lima, el pintor Mariano Rodríguez y el crítico de arte Guy Pérez Cisneros.

Para 1940 Piñera incursionó también en el universo literario habanero con el cuento “El conflicto”, y otros textos que publicaron revistas como Grafos.

Al decir de críticos de la década, en “La isla en peso” Virgilio se mostró como un autor de considerable cubanía, aunque alguno lo acusara vanamente de copiar al poeta y político martiniqués Aimé Cesaire. En 1941 escribió la célebre pieza teatral Electra Garrigó, valorada como la mejor y más significativa de todo su vasto repertorio, y cuya primera puesta en escena, en 1948, por el grupo Prometeo, motivó comentarios encontrados entre los expertos. 

 

Sigue...

 

 

Volver

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.