Se encuentra usted aquí

Arte

Timbalaye: Al compás de rumba
Durante mucho tiempo la rumba fue confinada al solar, los barracones, cosa de la “gente de orilla”… Eso fue allá por el siglo XIX, cuando se presume su aparición, pero todavía la vigésima centuria se consideró entre numerosos “puristas” una vuelta a la colonia

Por

Por: 
10 Abr 2015

 

 

Durante mucho tiempo la rumba fue confinada al solar, los barracones, cosa de la “gente de orilla”… Eso fue allá por el siglo XIX, cuando se presume su aparición, pero todavía la vigésima centuria se consideró entre numerosos “puristas” una vuelta a la colonia.

No es de extrañar, entonces, que todavía en pleno siglo XXI haya quienes piensen que tocar o bailar guaguancó, yambú o columbia (las tres variantes de rumberas), constituya un atributo exclusivo de negros, de “atraso” o, en el mejor de los casos, de viejitos anclados al pasado.

Sin embargo, la rumba es un género musical-bailable mestizo que representa muy bien nuestra cubanía, por lo cual la UNESCO la declaró hará poco tiempo Patrimonio Cultural de la Nación , y como para rematar, crecen agrupaciones que la cultivan desde la más temprana edad.

Ese es el caso de Timbalaye, un conjunto de muchachos y muchachas que, según su director musical, Nelson López Carrillo, comenzaron siendo niños todavía. “Fueron seleccionados por su talento y condiciones como artistas —explica—, de hecho, casi todos son músicos empíricos por herencia familiar.

“La mayoría desciende de una sola familia de músicos generalmente profesionales, criados en el mismo barrio, cuyos padres son hermanos o primos”.

Fundado el 13 de junio de 2007 en el barrio de Juanelo, del municipio capitalino de San Miguel del Padrón, como proyecto comunitario con niños que en aquel entonces tenían entre siete y trece años, ha participado Timbalaye en diversas actividades sociales y políticas programadas por la comunidad.

Meses más tarde los acoge la Casa de la Cultura de Centro Habana, y son audicionados por la Comisión de Evaluación de Artistas Aficionados, que les otorga el certificado como agrupación de Primer Nivel.

“El trabajo se enfocó  principalmente en el género folclórico, sobre todo rumba, la cual desde el principio se pensó en hacerla diferente sin perder la raíz”, continúa López Carrillo. “Desde luego, ante las exigencias del momento decidimos  incorporar alguna que otra fusión, para que se escuchara más actual…, más acorde a la juventud, pero siempre imprimiéndole un estilo propio,  sin olvidar la exigencia, el nivel académico alcanzado y especialmente, la disciplina”.

 

Sigue...

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.