Se encuentra usted aquí

Sexualidad y salud

Epilepsia
Tomados por sorpresa (Cont.)
22 Oct 2016

 

 

Así, la temida descarga puede traducirse en perturbaciones casi instantáneas de sensibilidad, breves períodos de inconsciencia, ceguera temporal,relajación o rigidez extrema en determinados músculos —ambos causantes del desplome de la persona—, hasta los tan conocidos movimientos convulsivos que en ocasiones se acompañan de espumarajos por la boca.

Estas y otras acciones aisladas o combinadas, constituyen signosacompañantes de un padecimiento antiquísimo y que hoy afecta a cerca de 40 millones de personas en el mundo.

Se presenta con tal pluralidad de síntomas que suele confundirse con otras patologías. Por eso no debe subvalorarse ningún aviso del organismo y acercarse al especialista indicado, el neurólogo.

Aclaraciones necesarias
El término epilepsia resulta confuso para muchos, ya que generalmente seasocia indistintamente a aquella persona que convulsiona. No obstante, tales movimientos desordenados también pueden presentarse cuando, por ejemplo, los niveles de azúcar son bajos —por diabetes o beber mucho alcohol— o, en el caso de infantes, por una fiebre alta.

Por eso, no todos los que experimentan una convulsión se diagnostican con el citado padecimiento. Habitualmente es necesario haber presentado al menos dos crisis ya que la epilepsia sin tratamiento se distingue por episodios recurrentes, incluso en un mismo día. En dicho sentido la especialista asegura que “el solo uso de interrogatorio en consulta es más que suficiente para dar un diagnóstico”.

A pesar de ser un mal muy antiguo entre los seres humanos —documentos históricos refieren que ya en el siglo V a.n.e., Hipócrates observó en soldados y gladiadores golpeados en la cabeza lo que después se denominarían ataques epilépticos—, los resultados efectivos sobre el temacomenzaron a emerger a mediados del pasado siglo.

Ellos refieren que puede originarse debido a lesiones cerebrales de cualquier tipo —traumatismos craneales por fuerte impacto en la cabeza, meningitis, tumores, fiebres elevadas, etc.—, y en algunos casos una predisposición genética.

Si bien un número significativo de personas piensa que su aparición es propia de la infancia o de la pubertad, afirma la doctora Goicoechea, “la Isla no ha desarrollado estudios que detallen estadísticamente sus pormenores. Aunque se reconoce que no es privativo de determinada edad, sexo o raza”.

Por tanto, cualquiera es vulnerable de padecerla. Incluso en la tercera edad. Puede aparecer debido al deterioro de las funciones neurológicas.

 

Sigue...

 

 

Volver

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.