Se encuentra usted aquí

Arte

A 30 años de la muerte de Siro Rodríguez
Uno de los cantantes de la loma
Si escuchas alguna vez esta pregunta: ¿De dónde son los cantantes? Alguien te puede responder así: Son de la loma y cantan en llano…., pero sólo si tienes a personas que cruzan los 50 años,. ¿Y sabes por qué?
4 Dic 2014

 

 

(Publicado en 2011)

 

Si escuchas alguna vez esta pregunta: ¿De dónde son los cantantes? Alguien te puede responder así: Son de la loma y cantan en llano…., pero sólo si tienes a personas que cruzan los 50 años,. ¿Y sabes por qué? Pues bien, resulta que en 1923, un cubano llamado Miguel Matamoros grabó por primera vez una de las composiciones más conocidas de la música tradicional de la Isla: “Mamá, son de la loma”.

Esta pieza legó a todos los cubanos una estrofa que ha servido para dar respuesta, en serio o en broma, a muchas preguntas, porque su humor e ingenio son mundialmente conocidos por esa capacidad de incorporar estribillos de canciones populares al habla diaria

Han pasado 88 años de: “Mamá, yo quiero saber/ de dónde son los cantantes/ Que los encuentro muy galantes/ y los quiero conocer/ con sus trovas fascinantes/ que me las quiero aprender/ De dónde serán/ ay, mamá/ ¿serán de La Habana?/ ¿serán de Santiago/ tierra soberana?/ Son de la loma /y cantan en llano….

La trayectoria del legendario Trío Matamoros se inició en el año 1925, cuando el guitarrista y compositor Miguel Matamoros fundó el trío de su nombre, en compañía de Siro Rodríguez y Rafael Cueto.

Siro nació el 9 de diciembre de 1899, en Santiago de Cuba., y su infancia transcurrió en el barrio del Tivolí. Comenzó a crecer en el oficio de mecánico - herrero. Sus vecinos contaban que desde muy niño sintió vocación por el canto, y que entonaba muy bien las canciones y boleros. En un homenaje al trovador Leopoldo Ruvalcaba en el teatro santiaguero Oriente, fue presentado por Sindo Garay, quien además lo acompañó con la guitarra. Siro consideraría este momento como su debut.

Pero, ¿cómo llegó Siro Rodríguez al Trío Matamoros? Cuentan quienes lo conocieron que todo comenzó en Santiago de Cuba, cuando el multifacético Miguel buscaba un nuevo guitarrista para estrenar sus nuevas creaciones. En la fiesta por su cumpleaños 31, su amigo y colega Rafael Cueto le presentó a Siro. Durante la celebración cantaron juntos los tres, y acoplaron por primera vez sus voces y guitarras. Este encuentro era contado siempre que se reunían con amigos, y el propio Miguel decía:

“El 8 de mayo de 1925, Rafaelito Cueto llevó a mi casa a un amigo de él, que trabajaba en la herrería de Melesio Rizo. Era Siro, me presentó a Siro: ¡ese fue el día que cantamos juntos los tres por primera vez!, allí en mi casa, en la fiesta de mi cumpleaños”.

Este día pasa a la historia, porque desde ese mismo instante nació el famoso Trío Matamoros

Finalmente, llegaron las primeras grabaciones de Matamoros, en la guitarra y voz prima, con sus dos compañeros definitivos, intérpretes y también compositores: Cueto en la guitarra y tercera voz, y Siro en la segunda, a la vez que tocaba las maracas y las claves. A la hora de grabar, siempre aparecían las “manos misteriosas” de este último; por eso se escuchaban las dos guitarras, las maracas y las claves, aunque se tratase de un trío.

¡Cuántos jóvenes al escuchar la radio, que se había inaugurado en Cuba el 10 de octubre de 1922, creyeron haber estado escuchando tocar a más de tres músicos!

Según el músico Odilio Urfé, “…este trío dio origen a la tercera variante de la trova cubana, es decir, hasta el momento en que surge este trío, la trova cubana venía desarrollándose en las líneas que se denominaba campesina y de la canción. El Trío Matamoros definió, impulso y popularizó la variante que hoy denominamos trova del son”.

En 1925, Siro Rodríguez lleva a la fama nacional e internacional las conocidas composiciones "Lágrimas negras", "La mujer de Antonio", "El que siembra su maíz" y otras.

Este intérprete nos dejó boleros muy conocidos: “Un solo corazón”, “Tu boca”, “Cuando al fin te vayas”, “Duda” y “Cien veces”, que tal vez hoy no conozcan muchos jóvenes, pero que son clásicos de la música cubana.

El 29 de marzo de 1981, Siro Rodríguez, el de las “manos misteriosas” en el Trío Matamoros, pasaba a la historia de la cultura cubana. Curiosamente, la muerte de estos tres hombres se produjo a intervalos de 10 años: en 1971 falleció Miguel, y en 1991, Cueto.
 

 

Bibliografía

 

- http://MATAMOROS Y SU MÚSICA - HERENCIA LATINA.htm
- DÍAZ Ayala, Cristóbal. Enciclopedia Discográfica de la Música Cubana 1925-1960. Disponible en el sitio web: http://gislab.fiu.edu/smc/bibliografia.html.
- RODRÍGUEZ D., Ezequiel. Trío Matamoros. Treinta y cinco años de música popular cubana. Premio Especial Testimonio. Concurso “Rubén Martínez Villena”. Editorial Arte y Cultura. Ciudad de La Habana, Cuba. 1985
- http://www.amadocabezas.es/MultiSantiago.htm

 

 

Artículos relacionados
Músico excepcional
Nuestro Trío Matamoros, síntesis de cubanía

 

Escribe aquí tu comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.