Se encuentra usted aquí

Farándula

Lo que podemos esperar del concierto de los Rolling Stones
En solo días seremos testigos de un acontecimiento cultural inédito: la actuación en La Habana de los Rolling Stones, la agrupación más longeva entre los cultores del género

Por

18 Mar 2016

Otros trabajos de este autor

 

 

En solo días no solo los capitalinos, sino compatriotas que vendrán desde todos los rincones de la Isla e incluso procedentes desde tierras lejanas, seremos testigos de un acontecimiento cultural inédito hasta entonces: la actuación en La Habana de los Rolling Stones, la agrupación más longeva entre los cultores del género.

Dicho concierto, que tendrá lugar en los terrenos aledaños a la Ciudad Deportiva, encierra muchos más significados que la elemental actuación de un grupo musical de gran relevancia. En primer lugar, porque los cubanos no tenemos idea de lo que significa participar en un concierto de tal magnitud.

Podremos estar ubicados a centenares de metros del escenario, que la nitidez del sonido nos llegará como si escucháramos un disco en la sala de la casa; del mismo modo, estaremos al tanto de todo lo que ocurre en la escena, gracias al empleo de pantallas gigantes.

No son pocos quienes afirman que prefieren verlo por televisión, pues no gustan de estar entre la enorme multitud de personas que allí se dará cita. Lamentablemente, en muy pocas ocasiones tales conciertos se transmiten en vivo, no solo por el valor económico que implican los derechos de transmisión sino porque son sometidos a un posterior proceso de edición para acrecentar la espectacularidad del evento.

En cuanto a la seguridad del público convocado al memorable espectáculo, para nosotros constituye toda una novedad, pero para los Stones  quienes se han pasado la vida presentándose en lugares abiertos por medio mundo será un concierto más; por lo que como es habitual, tienen todo estructurado para evitar cualquier posible alteración del orden, además de la indispensable participación de nuestras instituciones pertinentes, por supuesto.

Cada época instituye sus propias reglas del espectáculo, pues cuando se toca en lugares abiertos para miles de miles de personas, ya no basta el elemental escenario al que estamos acostumbrados. En tal sentido, nuestra Televisión ha trasmitido la celebración de conciertos de otros artistas foráneos de rock, donde el diseño de la escenografía digital alcanza la magnitud de verdaderos ensueños llevados a la realidad. Sin embargo, mucho más allá de toda esta fanfarria circense, la esencia del concierto de un músico será siempre la confrontación de su obra con los espectadores.

Los Rolling Stones se aparecerán en la escena apoyados por cualquier cantidad de efectos especiales, de grandes pantallas y en un escenario verdaderamente gigante, pero la concreta siempre será la actuación de estos cuatros músicos en la escena.

Quizás a nuestros lectores más jóvenes, estos “viejitos” que ya pasan de los 70 años de edad no tengan nada nuevo que decirles. Sería, pues, una decisión errada. Los Stones son parte consustancial de los legendarios años 60 del pasado siglo, en que los intérpretes de rock, antes que ser buenos músicos, tenían que ser apasionados, energía que jamás ha abandonado a estos quijotescos roqueros.

 

Sigue...

 

Añadir comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.