Se encuentra usted aquí

Farándula

Sonando en Cuba, Sí, pero… (II)
Después de dos trasmisiones desde el Astral (grabadas, no en vivo como se anunció, supongo que por razones técnicas) se puede decir que Sonando en Cuba SÍ está sonando
9 Sep 2016

 

 

Después de dos trasmisiones desde el Astral (grabadas, no en vivo como se anunció, supongo que por razones técnicas) se puede decir que Sonando en Cuba SÍ está sonando.

Tanto en el Portal de la TV, en Cubadebate como en Juventud Rebelde, los comentarios en su mayoría son favorables a este programa, que en primer término trabaja por rescatar la música cubana.

De la calidad musical de ese espacio prefiero que hable el Dr. Joaquín Borges Triana, un reconocido especialista en esta manifestación artística: “Creo que, comparativamente, esta edición de Sonando en Cuba registra un nivel de calidad promedio entre los concursantes superior al del año anterior. En ello tiene que ver el hecho cierto de que ahora se han admitido a cantantes que en algunos casos tienen formación académica o incluso se han desempeñado como profesionales de la música.

“Por otra parte, el no limitar a los concursantes a un género específico como el de la música popular bailable cubana, como ocurrió en 2015, también amplía el diapasón de los participantes y con ello el nivel de calidad. En sentido general son intérpretes muy jóvenes que ciertamente aún no han madurado aspectos de la vocalización y el modo de enfrentar los repertorios de la música cubana, donde hay toda una escuela de canto popular, abandonada y olvidada en los últimos tiempos por la ausencia de repertoristas, así como por otras deficiencias de nuestro esbozo de industria musical.

“Tampoco estos concursantes tienen un amplio conocimiento de la historia de nuestra música, por eso muchas veces impostan maneras de cantar que no guardan relación con nuestra rica tradición; pero eso se aprende cuando se posee condiciones naturales, y estos muchachos y muchachas en su mayoría las tienen”.

Y sobre la forma en la que se desarrolla la disputa el Dr. Borges dice: “Toda competencia como tal nunca es justa ciento por ciento y tal afirmación cabe también para Sonando en Cuba. La fórmula adoptada para la presente edición de 2016 le aporta más que la anterior al espectáculo, pero al igual que ocurrió el año pasado, tiene sus matices de injusticia.

“Pienso que hay zonas de las tres en que se divide el país que poseen un mayor nivel de calidad interpretativa entre los concursantes que las otras. Así, cuando de los cuatro competidores de cada área geográfica en la primera ronda, uno pasa a la llamada zona caliente, ya se ha podido ver que el ‘descartado’ es mejor que algunos de los clasificados por otras regiones del país, donde el nivel competitivo ha sido más flojo.

 

Sigue...

 

Añadir comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.