La revista digital de los jóvenes cubanos.
Botón sección.

Logo del XI Congreso de la FEEM.

Jornada internacional por la liberación de los Cinco
Minisitio sobre la Jornada Internacional por la liberación de los cinco héroes cubanos presos en Estados Unidos por su labor antiterrorista.

IX Congreso de la UJC
Logotipo del IX Congreso de la UJC.


Heydy González

Algo más que una mujer bonita

Por Lester Sibila Caraballo

 

La actriz cubana Heydy González.
(Foto: Frank Fernández)

A pesar de su corta carrera profesional, Heydy González figura hoy entre las jóvenes actrices más cotizadas dentro de la escena nacional. Su belleza física le ha valido, sin duda, de mucho a la hora de encontrar papeles protagónicos dentro del audiovisual cubano; sin embargo, dejarse seducir por los encantos de su apariencia, puede ser en extremo engañoso.

Detrás de esa fachada de muchacha sexy se esconde una dedicada actriz que gastó su niñez y adolescencia en lo que siempre le gusto hacer: actuar. Para su fortuna, Heydy encontró, con un pequeño empujoncito de su madre, la vocación desde temprana edad.

Sin planes de ser madre aún, se considera amante de los niños y comenta encontrar siempre placer al trabajar para ellos. Sencilla hasta el final no tuvo reparos en mostrarse por dentro y conversar con Somos Jóvenes sobre los gajes del oficio.

SJ: ¿Cómo llegas a la actuación?

“Con solo cuatro años, en Ciudad Libertad, donde todos los años se celebraba el Festival del Cuento, al que mi mamá me llevaba. Hasta noveno grado estuve participando de ese encuentro. Además, cursé teatro y danza en la Escuela Vocacional de Arte. Cuando llegó el momento de decidir qué estudiar, al no apasionarme nada de lo que tenía como opción, una amiga me comentó sobre las pruebas de la Escuela Nacional de Arte (ENA), y me presenté con mucho miedo, porque no me sentía preparada para eso. Felizmente fui aceptada y allí me gradué de teatro”.

SJ: ¿Cuál es el primer gran trabajo que te ayuda a dar el salto?

“El Servicio Social con el grupo Aries. Luego me hablan del Departamento de Talento Artístico de la televisión, donde hago mi primera telenovela, ‘Retrato de mujer’, bajo la dirección de Paco Anca.

“El personaje era muy chiquito, pero me ayudó mucho por la posibilidad de aparecer en la pantalla, lo cual me permitió hacer, más tarde, un coprotagónico en un teleteatro titulado “Recuerdos de Tulipa”, a cargo del “Chino” Chiong, que además contó con un elenco de lujo.

“En realidad la novela que me da a conocer es “Destino prohibido”, y la popularidad vino, sin duda alguna, con el personaje de enfermera de “Punto G”, que estuvo tres años en pantalla y a una frecuencia permanente.

SJ: ¿Hay algún personaje que te haya marcado más que otro?

“En realidad todos me han gustado y todos los he disfrutado a mi manera. Por supuesto, la enfermera de “Punto G” me fue muy útil, pero igual me satisfizo trabajar en los demás”.

SJ: ¿No tienes temor de ser encasillada dentro del estereotipo de “mujer bonita”?

“Sí, ahora mismo me encantaría hacer un personaje completamente distinto al acostumbrado, pero a menudo los directores se casan con un cliché; es más fácil buscar a la muchacha pizpireta y jovencita; a la persona que se pueda transformar completamente en otra cosa.

“Yo pienso que hay que pasar por las etapas que nos tocan antes de lograr lo que realmente deseamos, y ya llegará el momento de mostrar otras facetas. No obstante, también he tenido mis oportunidades. En “Historias de fuego” hice un personaje dramático que me hechizó. He rechazado un poco las propuestas de muchacha sexy, pero me persiguen y es complicado evadirlo siempre”.

Cartel del popular programa televisivo Punto G.
Cartel del popular programa televisivo Punto G.
(Foto: Archivo)

SJ: A pesar de haber estudiado teatro, no te hemos visto aún en las tablas, ¿te gustaría volver sobre tus pasos?

“Claro, me encantaría. Julio César Ramírez me propuso hacer ‘Sibila’ en el teatro; ya lo había representado en la televisión con María Teresa Pina y Albertico Pujols. Hemos estado dándole vueltas al asunto, y sería muy interesante que se concretara esa propuesta.

“El teatro fue mi formación y, además, es un complemento que me permite solidificar mi profesión como actriz.

SJ: ¿En Cuba hay fama o popularidad?

“Yo pienso que existe la popularidad, porque la fama implica otras cosas. La popularidad se disfruta mucho más en el sentido de que tienes contacto con la gente, con el pueblo y es una herramienta para medir si tu trabajo gusta. Es muy bonito cuando la gente se te acerca y te dice una frase agradable”.

SJ: ¿Qué opinas de la presencia de la mujer en el espacio humorístico?

“El hecho de que la mujer esté participando en el humor con más fuerza es muy bueno porque estaba un poco perdido el hábito. Si la mujer ha ganado otros espacios, ¿por qué no también el del humor?”.

SJ: ¿Compromisos a mediano plazo?

“Estoy trabajando en la serie infantil “¿Qué come? ¿Qué dice?”, que tiene cierta similitud con ”Claro, Clarita”. Allí tengo el papel protagónico, como mamá de un niño de cinco años. La historia se desarrolla en el interior y exterior de la boca del pequeño, indistintamente. Los personajes son muy simpáticos y están representados en su mayoría por jóvenes egresados de la ENA.

“También está la propuesta de teatro que ya comentamos; y por supuesto, lo que aparece en el camino.

SJ: ¿Un consejo para la juventud?

“Creo que a veces violenta pasos: desde el amor hasta las responsabilidades. Atravesamos tiempos complejos, pero no podemos descuidar los valores que se cimentan en la juventud y luego nos acompañarán a lo largo de la vida. Es muy importante no perder la esencia. No se trata de olvidar las modas, sino de saber llevarlas”.

 

Subir

 

Somos Jóvenes Digital
Directora: Marietta Manso Martín, Editora: Alicia Centelles,
Diseño Web y Programación: Carlos Javier Solis, Webmaster: Letty Fernández Chirino,
Casa Editora Abril, 2010
Fecha actualización.
 
Portada de la edición impresa de la revista Somos Jóvenes de  mayo/2010.
Edición de papel
Relación de otros sitios pertenecientes a publicaciones de la Casa Editora Abril.