La revista digital de los jóvenes cubanos.
Botón sección.

Logo del XI Congreso de la FEEM.

Los Cinco
Minisitio sobre la Jornada Internacional por la liberación de los cinco héroes cubanos presos en Estados Unidos por su labor antiterrorista.



Ciencia y Tecnología

 

El verdadero constructor de la Torre Eiffel

Por Míriam Zito

La Torre Eiffel.
Desde su misma construcción, la Torre Eiffel se convirtió en el símbolo de Francia.
(Tomada de www.paraconocer.com)

Reconocida como una maravilla arquitectónica, la Torre Eiffel o La Dame de Fer (La Dama de Hierro) como se le conoce en Francia, es el símbolo de París, su edificio más alto y el monumento que recibe la mayor afluencia de visitantes cada año.

Con una altura de 324 metros, equivalente a un edificio de 81 pisos, desde ella puede vislumbrarse en todo su esplendor la Ciudad Luz.

Edificada para la Feria Mundial de 1889, su creación se acredita al arquitecto Gustave Eiffel, pero la mayor parte de su proyecto constructivo se debe a la labor del cubano Guillermo Pérez Dressler, información que pocos dominan.

Más conocido como Guillaume Dressler, Guillermo Pérez Dressler nació en 1860 en la villa de Guanabacoa. De procedencia española, su padre, Juan Pérez Zúñiga, vio la luz en la isla caribeña, de donde también era su madre, Purificación Dressler de la Portilla, de padre escocés y madre cubana.

El gran talento del joven para el dibujo y la arquitectura, hizo que sus padres se trasladaran a La Habana para que cursara esa carrera universitaria. Poco después de cumplir los 15 años, muere el padre de Guillermo, y la familia queda en ruinas, por lo que el joven abandona sus estudios y empieza a laborar en una farmacia.

Convencido del gran talento del muchacho, un profesor amigo le tramita una beca para estudiar en la Sorbona, a través de una familia burguesa del Vedado. Con 16 años llega a Paris Guillermo Pérez Dressler, quien muy pronto cambiaría su nombre por el de Guillaume Dressler.

Con honores se gradúa a los 21 años de la prestigiosa universidad y obtiene trabajo en la firma Dumouriez, Valmy et Frères, donde se convierte en uno de sus mejores arquitectos, para acometer la reedificación del puente Peronet y la construcción de la autopista Vichy-Nantes, además del diseño del edificio Charpentier y la catedral de Bersy.

A raíz del fallecimiento del rey Ludwig II de Bavaria, en 1886 la familia real lo contrata para levantar la tumba del monarca en Munich, a lo que se suma la construcción del Nomer Platz, y más tarde el hotel Ciboulette du Lac, en Montmartre.

La vida de Dressler cambia un año después cuando su ex-profesor de La Sorbona, el arquitecto Gravier de Vergennes, le presenta a Gustave Eiffel, quien busca un asistente para la edificación de su famosa torre.

El arquitecto cubano Guillermo Pérez Dressler.
Un cubano dedicó esfuerzo y talento a la construcción de la mundialmente famosa Torre Eiffel: Guillermo Pérez Dressler.
(Tomada de www.1.bp.blogspot.com)

Pronto el cubano, ahora ciudadano francés, se convierte en la mano derecha del prestigioso arquitecto, quien lo nombra administrador ejecutivo. Eiffel, quien además de la torre tiene varios proyectos a la vez, le permite a Guillaume diseñar en su totalidad una cuarta parte de la torre, aunque nunca se le acreditó públicamente al cubano.

Al padecer de vértigo, Eiffel solo subió al primer piso de la edificación, por lo que a partir de ese momento Dressler fue el encargado de la obra y supervisó su construcción íntegramente, hasta que se inauguró el 31 de marzo de 1889.

Convocado en julio de ese mismo año a Inglaterra por la reina Victoria, quien lo contrata para edificar The Victoria and Albert Museum and Gardens en las afueras de Londres, Dressler parte el 4 de agosto rumbo a Inglaterra en el HMS Forepina.

Víctima de una tormenta, el barco naufraga y solo cuatro personas sobreviven. Dressler pereció en las aguas del estrecho de Dover, y su cadáver jamás fue hallado. Su nombre fue eclipsado por el tiempo, y hoy solo se reconoce a Gustave Eiffel como único creador y constructor de la torre que lleva su nombre, aun cuando le corresponde gran parte de su gloria a un cubano.

Artículo relacionado
La Torre Eiffel, una aclaración necesaria

 

Subir

 

Somos Jóvenes Digital
Directora: Marietta Manso Martín, Editora: Alicia Centelles,
Diseño Web y Programación: Carlos Javier Solis, Webmaster: Letty Fernández Chirino,
Casa Editora Abril, 2011
Fecha actualización.
 
Portada de la edición impresa de la revista Somos Jóvenes de  enero/2011.
Edición de papel


Relación de otros sitios pertenecientes a publicaciones de la Casa Editora Abril.